Por: Carolina Botero Cabrera

Archivos para el postconflicto

Recientemente, el Centro Nacional de Memoria Histórica -CNMH- planteó preguntas interesantes: ¿Qué rol jugarán los archivos de prensa durante el posconflicto?, ¿Son suficientes los mecanismos de acceso establecidos para este tipo de archivos?

En Colombia, para que una víctima pueda registrarse como tal -y recibir beneficios legales- debe aportar alguna prueba y, usualmente, presentan copias de noticias porque son casi la única fuente para eso. En un país de más de 7 millones de víctimas, pensar el tema es necesario y justifica que el CNMH agregue ¿qué tan accesibles son los archivos a las víctimas?

Me interesa especialmente el rol de la tecnología que facilita el acceso (y es que el acceso garantiza el ejercicio del derecho). En una realidad pre Internet la respuesta es: búsqueda manual -algo costosa-; es decir, vaya al archivo (usualmente en Bogotá), ubique y copie. En una realidad Internet, en cambio, es posible digitalizar el archivo y subirlo a Internet al público, rompiendo barreras de espacio y lugar, facilitando su acceso. Pero, también puede suceder que el archivo digitalizado quede detrás de una barrera de pago (incluso justificada, pues la prensa explora modelos de sostenibilidad). Con Internet la respuesta es acceso fácil y barato para todos, o no hay acceso sin pago.

Visto incluso más allá, durante una investigación sobre las barreras que enfrentan los documentalistas Sudafricanos, encontraron que los realizadores audiovisuales negros tienen problemas para contar su historia del apartheid. Por cuenta de una realidad con Internet, que ha supuesto la imposición de barreras de pago para el contenido de la BBC (cadena inglesa titular de las noticias de la época), se ha generado un efecto autocensura: evitan usar ese contenido, lo hacen pero restringen su circulación o asumen importantes riesgos.

Aunque la realidad de los archivos de prensa en Colombia es todavía pre Internet (pocos archivos digitalizados, solo de épocas recientes y algunos que incluso deciden solo apostar por microfilm), es necesario hablar de archivos de prensa como herramientas de paz. Se necesitarán excepciones al derecho de autor, ojalá una cláusula abierta, o importantes acuerdos con los titulares, para facilitar el uso de archivos que aporten a la construcción de memoria y al reconocimiento de las víctimas. 

Buscar columnista