Por: Manuel Drezner

Arte mexicano en Colombia

Este año la presencia de la cultura mexicana en el país ha sido grande y atractiva. Aparte de su participación como país invitado de honor en la Feria del Libro, ahora en el Museo Nacional se abre una exposición bautizada “Diego, Frida y otros revolucionarios”.

Lo interesante para quienes amamos ese gran país y su amable gente es que no se trata de obras que se pueden ver con facilidad, ya que el origen de muchas de ellas son los museos que no son de Ciudad de México, o sea que para el visitante común a ese país, que no va a las provincias, no es fácil verlas. Desde luego, aunque el centro de la exposición es la obra de Diego Rivera, con obras tempranas suyas, y la de Frida Kahlo, su compañera de muchos años, es igual de interesante comprobar cómo el arte mexicano no se redujo a estas dos figuras, más las de Siqueiros, Orozco y Tamayo, sino que hubo cantidad de pintores importantes que hicieron un aporte básico al desarrollo del arte de América Latina. Y no hay que olvidar que la primera escuela de Bellas Artes en Colombia la fundó un mexicano.

Es igualmente adecuado que la exposición confirme el concepto de muchos críticos de que Frida fue tan importante o más que Diego y que ella, que estuvo tanto tiempo a su sombra, hoy es considerada como figura principalísima del arte mexicano. Desde luego, ese concepto crítico que se cita no toma en cuenta maravillas como los murales del palacio de Bellas Artes (reconstrucción del que Rivera hizo para Rockefeller y que éste mandó destruir porque estaban las figuras de Trotsky, Marx y otros adalides del socialismo) o el inolvidable Recuerdo de un domingo en la tarde en la Alameda, que éste solo ya paga una visita a México. Esta es una de esas exposiciones que hay que ver, y por eso se recomienda como algo muy especial.

Es notable destacar que la dinámica del Museo Nacional no sufrió la ausencia de Elvira Cuervo y que se siguen haciendo en éste exhibiciones de importancia, muy bien complementadas con conferencias y charlas didácticas bien instructivas. Vale la pena igualmente hacer notar que las exposiciones importantes en Bogotá como ésta y la de Warhol, que aún está en el Banco de la República, tienen lugar en estas sedes y no en el mal llamado Museo de Arte Moderno, que lamentablemente va más para abajo cada día.

Hay que decir, finalmente, que esta parece ser la primera de una serie de exposiciones de arte mexicano que tendrán lugar en Bogotá en los próximos tiempos. El acuerdo de intercambio cultural entre México y Colombia se ha puesto en marcha en forma dinámica y son muchas las sorpresas que no esperan.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

¿Sí fomentarán la economía naranja?

Maisky con la Filarmónica

Lucha de clases en ballet y solistas venecianos

“Florencia en el Amazonas”

La programación del Santo Domingo