Por: Luis Fernando Montoya

Así veo el torneo

“Un amigo fiel es un alma en dos cuerpos”: Aristóteles

El torneo del fútbol colombiano va avanzando y creo que es un buen momento para hacer varias consideraciones sobre el mismo.

Reflexión: Tres factores de tipo caracterológico en el análisis de un jugador de fútbol:

- Don de moda: Influencia que sobre los demás ejerce uno de ellos. Si va unido a la personalidad, es aprovechable. Convenciendo al jugador o jugadores ‘mandones’ del equipo se dirige el resto del conjunto. Si esta condición va acompañada de la extraversión y es inteligente, será un magnífico capitán de equipo.

- Sumisión: Es la cualidad opuesta a la anterior. Estos jugadores no actúan sino son dirigidos de cerca, son poco eficaces, ya que difícilmente crearán algo y de hacerlo no se atreverán a llevarlo a la práctica. La responsabilidad los abruma y su iniciativa es nula.

- Autosuficiencia: Tendencia de los jugadores a supervalorar sus propias actuaciones o facultades, despreciando las de los demás y prescindiendo de las convicciones de todos aquellos que no disfruten de su simpatía o no tengan idénticos puntos de vista que los suyos.

El torneo


Para destacar lo siguiente:

1. Equipos en crecimiento futbolístico: Equidad Seguros, Once Caldas y Envigado, tres conjuntos que con un buen trabajo táctico, con un grupo de jugadores comprometidos y sin mucho despliegue económico y publicitario, hasta el momento les están saliendo bien las cosas.

2. Paciencia y trabajo: El Cúcuta Deportivo, luego de tener mucha tranquilidad y que los jugadores fueran compenetrándose con el estilo de juego del profesor Pedro Sarmiento, viene repuntando en el torneo local para meterse entre los ocho. Y en la Copa Libertadores están próximos a clasificar a la siguiente fase.

3. Los foráneos: En este torneo los jugadores extranjeros se han convertido en verdaderas contrataciones para sus equipos y de paso una buena selección de directivos y técnicos.

4. Matemáticamente, todos con opción. Parece una utopía que algunos equipos tengan que hacer un alto porcentaje de los puntos que faltan para clasificarse, pero recordemos que jugamos al fútbol y casos se han visto; y no es suerte, es trabajo, compromiso y reacción mental.

Para mejorar lo siguiente:

1. Equilibrado por lo bajo. El nivel futbolístico mostrado hasta el momento no es el mejor, las distancias en puntos entre el primero y el octavo no son suficientes, lo mismo que entre el de la casilla 8 y el 16 tampoco, por eso hay opción de clasificar.

2. Dos torneos en un año. Entre torneo y torneo de mitad de año y entre el segundo campeonato y el primero del año siguiente, considero que el tiempo para una pretemporada adecuada y unas vacaciones mesuradas para los deportistas no es el suficiente. Y creo que eso está teniendo influencia en el rendimiento futbolístico.

3. El mal momento del Atlético Nacional. Un grupo de jugadores que a nivel local han alcanzado con categoría los objetivos propuestos en menos tiempo, inconscientemente sus objetivos se trasladan a otro escenario y en este caso a la Copa Libertadores, donde seguramente su rendimiento mejorará.

4. La angustia del Júnior. Han comenzado a tener un primer respiro en el torneo y si el equipo tiene convicción de su potencial futbolístico, mejorará en el torneo.

5. Grandes en la lista de los ocho. Independiente Santa Fe, Independiente Medellín, Deportivo Cali, América y Millonarios, actualmente ocupan los lugares para los cuales los directivos hicieron los esfuerzos económicos para conformar equipos altamente competitivos.

Aún falta una parte importante del torneo y clasificarán a la semifinal los que continúen trabajando con gran fortaleza mental y física.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Colombia, resiliente

Favoritos

Las semifinales

No todos al Mundial

Recta final