Por: Cartas de los lectores

Autoamenaza

El periodista (?) vallecaucano Yesid Toro Meléndez, de 38 años, padre de tres hijos, será judicializado y demandado por siete colegas de su región, víctimas de una autoamenaza de muerte a nombre de los Urabeños o clan Úsuga, la organización paramilitar más grande de Colombia, incluyéndose él.

El 28 de septiembre de 2014 circuló un panfleto: “El cual escribí con el fin de obtener el pago de unos dineros que me adeudaba el Programa de Protección y la prórroga del esquema de seguridad el cual me había brindado el Estado”, confesó Toro. El ahora experiodista y cronista judicial de los diarios El País de Cali y Q’hubo pagará por su treta, pues algunos colegas implicados tuvieron que abandonar su trabajo, la ciudad y hasta el país. Daños irreparables y la credibilidad del gremio pisoteada por un desajustado mental. Las próximas amenazas a periodistas decentes carecerán de credibilidad ante la opinión, pues quedará siempre la duda de algo tan grave y cruel como jugar con la vida y honra de comunicadores en Colombia. A coger a Toro por los cuernos y que caiga todo el peso de la ley. Lo único que falta es que le otorguen casa por cárcel por tan execrable infamia. 
 
 
Helena Manrique. Bogotá.
 
 
 
Envíe sus cartas a [email protected]

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Una paz de papel

Sobre el caso de Eileen Moreno

Un exprimidor para la economía naranja

Que se cumplan los términos judiciales

Dos cartas de los lectores