Por: Juan Pablo Ruiz Soto

Bahía Málaga: no hay dilema

EL USO DE BAHÍA MÁLAGA (BM) GENEra una clara disputa entre diferentes grupos de interés: unos proponen la creación de un Parque Nacional Natural que protegería un valioso ecosistema de importancia mundial; otros quieren construir un puerto y consideran que lo importante es desarrollar esta infraestructura, así signifique la destrucción del ecosistema.

BM es un ejemplo de usos excluyentes, se hace una cosa o la otra, pero no se pueden hacer las dos al mismo tiempo. No es compatible un proyecto portuario y la conservación de una zona con la vulnerabilidad ambiental de BM.

De acuerdo con varios estudios no se debe construir el puerto de aguas profundas en BM. El estudio de prefactibilidad del proyecto portuario de BM concluyó que dicho proyecto no era viable económica ni comercialmente (2008). Este estudio fue contratado por la Junta de Promotores de esta iniciativa, entre cuyos miembros se cuentan la Gobernación del Valle y empresarios de la región. El proyecto no es indispensable para mejorar la competitividad de Colombia y no está en línea con los más recientes documentos que analizan y definen la política portuaria y logística del país como el Plan Integral de Ordenamiento Portuario (PIOP)  de 2008, el Conpes 3611 de Expansión Portuaria 2009-2011, la Política Nacional de Productividad y Competitividad-Conpes 3527 y la Política Nacional Logística-Conpes 3547.

El puerto en BM no se necesitará para manejar a futuro la carga de comercio exterior del país por el Pacífico, si se ejecuta el plan de inversiones ya proyectadas con el fin de incrementar de aquí al año 2034  la capacidad del puerto de la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura de 12,5 a 18 millones de toneladas-año, así como algunos proyectos nuevos de desarrollo portuario en la misma bahía de Buenaventura.

De otra parte, el área de BM fue catalogada como de máxima restricción ambiental por el Estudio de Ordenamiento Físico, Ambiental y Portuario de los Litorales Colombianos según estudio elaborado para el Ministerio de Transporte (2007). Además, la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales dio su concepto técnico positivo a la declaratoria del Parque Nacional Natural de BM, y por primera vez recomendó que la declaratoria de un área protegida de carácter nacional se llevara a cabo con carácter urgente. La Procuraduría General de la Nación también recomendó la creación del parque.

Más aun, la propuesta de la declaratoria del área protegida de BM partió de una iniciativa local y regional. En efecto, en el marco de la consulta previa del proceso de declaratoria del área protegida, los cinco consejos comunitarios de la zona manifestaron su interés en la conservación de los valores ambientales y socioculturales de BM, su compromiso con la consolidación de un sistema local de áreas protegidas y han expuesto su desacuerdo con la iniciativa de proyecto portuario.

En síntesis, Bahía Málaga no debe ser puerto, porque la infraestructura que allí se construiría no es indispensable pero sí destruiría un ecosistema natural de alto valor ecológico y social que forma parte del patrimonio nacional. El país debe aprender a defender sus valores naturales y buscar la ruta del desarrollo sostenible, que significa elegir lo ambientalmente viable y rechazar la destrucción del patrimonio natural que genera pérdidas de valor incalculable. Países como Costa Rica incluso han suspendido exploración petrolera en áreas que ellos consideran de alto valor por el ecosistema natural allí presente, falta ver en qué estamos nosotros como país.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Pablo Ruiz Soto

Reformando las CAR

Revés ambiental tributario

Transmilenio, ahora el aire cuenta

Cambio climático: implicaciones para Colombia

Reserva y pavimento