Santiago Bernal: cantante bogotano que fusiona diferentes géneros musicales con aires flamencos

hace 1 hora
Por: Cartas de los lectores

Barranquilla es más que Carnaval

En Barranquilla se respira maicena, música y folclor en esta temporada del año. Del sábado 21 al miércoles 26 de febrero las personas bailaron a ritmo de tamboras. Por unos cuantos días se salen de sí mismas, se disfrazan y gozan con la alegría que caracteriza esta época. No por nada el Carnaval es la fiesta que más refleja la cultura barranquillera, pero esto no quiere decir que es la única muestra cultural que hay en la ciudad.

El Carnaval de Barranquilla, en palabras de Alfredo Sabbagh, comunicador social y periodista con estudios en gestión cultural, es una fiesta que debería ser más explotada turística y culturalmente, porque da para tener más muestras de este tipo a lo largo del año y reflejar todo lo que envuelve a la ciudad y su mestizaje cultural, que está formado de todos aquellos africanos, gitanos, amerindios y europeos que una vez habitaron este pedazo de tierra en el Caribe colombiano.

Barranquilla es mucho más que Carnaval, y eso está claro. Los picós en las esquinas de los barrios populares, los bailarines de champeta que Shakira homenajeaba en el Super Bowl, la comida tradicional, la música clásica, el jazz, el cine y el periodismo son un pequeño recuento, pero parece ser que la Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo solo apunta sus recursos al Carnaval, y eso sí que no está bien.

Entre los eventos que caracterizan a Barranquilla encontramos aquellos de la Cinemateca del Caribe, muestras musicales como Barranquijazz y presentaciones dentro del Carnaval de las Artes que, en palabras del profesor Sabbagh, invitan a la reflexión en literatura, periodismo, música, entre otras áreas. Pero esto es poco para todo lo que la Arenosa tiene para dar.

Lo anterior y algunos eventos más reflejan que en Barranquilla hay expresiones más allá del Carnaval, el problema es que no hay infraestructura que permita desarrollar más eventos de este tipo durante todo el año. El Carnaval funciona muy bien porque se hace en la calle, pero conciertos de ópera o muestras teatrales no se pueden presentar porque los pocos escenarios que había ya no existen.

El Teatro Amira de la Rosa lleva más de tres años cerrado, la Cinemateca del Caribe es una casa que funciona en su mayoría con aportes, el Museo Romántico no funciona, la Escuela de Bellas Artes se vino abajo estructuralmente y así están las muestras culturales que no se desarrollan en el marco del Carnaval de Barranquilla, olvidadas.

El profesor Jorge Villalón, historiador chileno que tiene el recopilado de información más amplio sobre Barranquilla, afirma que la ciudad es muy diversa en cuanto a su riqueza cultural, pero que eventos de este tipo “hay que buscarlos con lupa”, por el poco protagonismo que se les da.

En la ciudad conocida como la Puerta de Oro de Colombia, por ser la entrada de grandes avances que permitieron el desarrollo de la ciudad y el país, hay que abrirle las puertas al desarrollo de infraestructuras que permitan muestras culturales más allá del Carnaval, que sean para todos los gustos y que tengan el reconocimiento de toda la gente. En la voz del profesor Alfredo Sabbagh: “Barranquilla tiene una deuda histórica con su cultura y lo que la representa”.

Claudia M. Quintero Rueda

Envíe sus cartas a [email protected].

906650

2020-02-28T00:00:10-05:00

column

2020-02-28T00:30:01-05:00

[email protected]

none

Barranquilla es más que Carnaval

33

3495

3528

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Mensaje desde Mallorca

Tres cartas de los lectores

La fuga masiva: ¿indicios de morrongovirus?

Sobre los 133 años de El Espectador