COVID-19: ¿Cuáles son las acciones adelantadas por el Gobierno para enfrentar la pandemia?

hace 2 horas
Por: Marcos Peckel

Bichos geopolíticos

Mientras la ciencia decide finalmente si los virus son o no seres vivos, su efecto geopolítico ha sido severo en la historia de la humanidad. La llamada peste  negra o simplemente “la peste”, devastó Europa en el siglo XIV y acabó con la vida de entre un tercio y la mitad de la población del viejo continente, entre 25 y 40 millones de muertos. Originada, aparentemente, en una bacteria portada por comerciantes italianos a través de  la ruta de la seda, Génova fue la primera ciudad atacada por la peste y de ahí saltó al resto del continente.  

Nadie se salvó de la plaga:  nobles, señores feudales, damas de la sociedad, plebeyos esclavos y menesterosos. Como poco se sabía de sus causas, la saña popular recayó sobre las minorías especialmente los judíos acusados de propagarla. La plaga que sufrió posteriores rebrotes tuvo significativos efectos en la sociedad europea, fue uno de los factores que abrió las puertas al renacimiento, causó  una reacomodación de las  jerarquías y un cuestionamiento a la todopoderosa iglesia católica por su incapacidad de detener la muerte.

Hace un siglo cuando aún no se habían silenciado los cañones de la primera guerra mundial estalló la gran pandemia de influenza alrededor del planeta, la cual afectó a un quinto de la población mundial y causó la muerte de decenas de millones de personas en los cinco continentes. En India falleció un 5% de la población, unos 15 millones, lo cual fue detonante para desatar la lucha de Gandhi contra los británicos, a los que acusó de causar la pandemia por el reclutamiento de millones de hindúes para la guerra en Europa.

En un mundo convulsionado por guerras comerciales, populismos, instituciones internacionales eunucos, poblaciones alienadas, millones de refugiados y confrontaciones geopolíticas, irrumpe el COVID-19, el nuevo coronavirus que pone a prueba a la humanidad. Democracias y autocracias, países ricos y pobres, zonas de guerra y de paz, regiones con diversos sistemas de salud, muy precarios algunos, han sido afectadas por el virus. Además de China donde aparentemente se originó, la aparición del virus en Corea, Italia e Irán, cuyas porosas fronteras con vecinos que albergan millones refugiados es una bomba de tiempo y personas infectadas en medio centenar de países, advierten de una epidemia global. En la medida que esta se propaga rompe la rutina del planeta, confina personas a sus hogares, frena en seco la actividad económica, coloca ciudades enteras en largos toques de queda, cierra fronteras entre países, genera brotes de xenofobia y aversión y mata. Una sola persona puede infectar a decenas. La transparencia en la información será una de las víctimas del COVID-19.

Contener el virus es en este momento un desafío conjunto de la humanidad, fracturada como esta, mientras la ciencia y las multinacionales encuentran o proveen la vacuna contra este bicho que podría sacudir la turbulenta geopónica contemporanea.

906345

2020-02-25T22:00:00-05:00

column

2020-02-25T22:00:01-05:00

alagos_86

none

Bichos geopolíticos

20

3061

3081

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Marcos Peckel

Y se fue la corona

Antes y después del virus

No, no y no

Holocausto y antisemitismo

Cielos borrascosos