Por: Jorge Tovar

Bielsa: ¿merece estar en el Leeds?

Marcelo Bielsa, recién llegado al Leeds United (Championship inglesa, segunda división), decía recientemente lo siguiente: “Estoy en un lugar más grande del que merezco”. Una frase enigmática para quienes han crecido admirando a los nuevos ricos del Chelsea, Manchester City o PSG. Pero también para muchos que vieron jugar a Pelé. ¿Qué tiene de especial el Leeds?

La historia del Leeds está atada a Don Revie, quien fue nombrado entrenador en 1961, cuando el equipo merodeaba el descenso a la tercera división. Pronto revirtió la situación. En 1964 ascendió a la first division (la Premier de entonces), y durante los siguientes diez años nunca salió de los primeros cuatro puestos.

Antes del ascenso, sin embargo, había decidido que el club necesitaba cambiar de color de uniforme y optó por el blanco. Qué mejor que copiar los colores del gran Real Madrid, el dominador de Europa en la década de los cincuenta.

Con Revie al mando, el equipo obtuvo, entre otros trofeos, dos títulos de Liga, una FA Cup y dos Copas de Ferias. Se retiró para dirigir con poco éxito a la selección inglesa tras ganar el título de Liga en 1974. Desde la tribuna vio el robo del que todavía se habla: la injusta derrota en la final de la Copa de Europa de 1975 contra el Bayern Múnich. Como Bielsa, Revie era un tipo obsesionado. Quizás fue el primero que armó archivos completos detallando a sus jugadores, incluyendo datos del temperamento que los caracterizaba, su estilo y sus debilidades. La obsesión raya con lo visionario. Fue el impulsor, con el apoyo de la marca deportiva Admiral, de las camisas para disfrute de los hinchas y felicidad de las multinacionales. Pero su legado futbolístico no es elegante. Su Leeds pasó a la historia como el “Dirty Leeds”, los sucios del Leeds. Si eran pateados, ellos duplicaban la ración. Fingieron lesiones, apretaron al árbitro. Hicieron todo aquello que fuera necesario para obtener una ventaja. Simultáneamente, sus hinchas destacaron por ser de los primeros hooligans reconocidos. Si bien el debate está abierto, la historia recuerda ese equipo por su juego brusco, al límite del reglamento.

Bielsa conoce la historia y la gloria perdida. Quizás ahora, por fin, logré esos grandes éxitos que se le han negado. Sería bello verlo triunfar en un club como el Leeds. Sí, merece estar allí. Pero su triunfo, si llega, se basará en el fútbol.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Jorge Tovar

Es crack. ¿Qué pasa con James?

Nuestro fútbol

¿Cómo marca goles el Deportes Tolima?

El castigo a Charlie Mitten

Tiempo efectivo de juego