Por: Columnista invitado

Brasil: luces y sombras

Sí, clasificó a octavos de final como primero en su grupo y sumó siete puntos de nueve posibles.

Logró, además, siete goles a favor y apenas dos en contra. Nada mal sobre el papel. Pero todos esperábamos más de este Brasil. Más de su fútbol y de su desempeño colectivo.

En el juego contra Camerún volvieron a hacerse evidentes sus falencias: es un equipo que sufre cuando le manejan la pelota en su propio campo y que carece de jugadores hábiles en la recuperación. Sin embargo, también se hizo evidente que Neymar todo lo puede cuando está “enchufado”.

El 10 brasileño emergió como un profeta para su equipo. Anotó un doblete en la victoria 4-1 sobre los africanos y volvió a ser el líder que necesita su selección para confirmarse como uno de los serios aspirantes al título.

En la lista de los jugadores destacados también aparecen Fred y Fernandinho. El primero logró anotar luego de un comienzo de campeonato errático, importante porque se vienen partidos en los que se necesita que los goleadores se tengan confianza para que hagan efectivas las pocas chances que se presentan. El segundo ingresó al complemento para hacer que su equipo fuera más compacto y más equilibrado.

Pero ahora empieza otro Mundial. Uno en el que los errores mandan a casa y los aciertos hacen pasar de fase. Es cierto que Brasil ganó su grupo con luces y sombras y que debe mejorar como equipo, pero si tiene a Neymar en este nivel y su ángel está intacto, toda conquista es posible. En el Mundial de los mortales Neymar puede ser quien lleve a su equipo hacia la tierra prometida. Él es diferente, es su crack y su esperanza.

Los duelos de octavos entre Brasil-Chile y Holanda-México son de pronósticos reservados. El onceno más sólido es Holanda, pero México tiene un técnico muy inteligente y le ha dado a su equipo templanza para pelear. Chile, por su parte, le va a plantear un partido agresivo a Brasil aprovechando el favoritismo de los locales.

 

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Refugio: una lotería para pocos en Colombia

Turismo sostenible, alternativa para el Amazonas

El antropoceno en Colombia