Por: Columnista invitado

Brasil y Holanda se inscribieron en la lista de favoritos

Lo importante para la selección de Brasil fue ganar en su debut en el Mundial y lo hizo. El equipo suramericano se vio sorprendido por la eficacia y rapidez de Croacia en el primer partido.

Sin duda alguna este encuentro le sirvió al local y a su afición para saber que el camino rumbo al anhelando título será complicado.

Se debe reconocer que Brasil se supo levantar de ese gol en contra que marcó Marcelo y que le significó al conjunto, que dirige Luiz Felipe Scolari, el primer obstáculo superado en el certamen.

Es cierto que tendrá que mejorar, revisar sus fallas en defensa y su propuesta ofensiva, para que se vuelvan más protagonistas hombres importantes como el mismo Neymar, quien marcó dos goles el jueves. Óscar, quien fue autor de otro tanto, y Hulk y Fred, que siempre serán jugadores temidos para cualquier rival en este campeonato del Mundo.

En la próxima fecha Brasil no deberá desentonar ante la selección de México, un contrincante que siempre les ha costado trabajo a los auriverdes y que en su debut, el viernes, le ganó a Camerún.

Asimismo, vimos ese día cómo Holanda va por su ansiada corona en esta Copa Mundo. La goleada que los ‘tulipanes’ le propinaron a España, actual campeona, sirve para que todos los equipos piensen en que el subcampeón en Sudáfrica 2010 quiere celebrar en Brasil. De eso no dejó la menor duda.

Los primeros minutos entre españoles y holandeses sirvieron para que los ibéricos mostraran sus credenciales, con un buen toque de balón, pases milimétricos y descolgadas por los costados.

No obstante, se vieron sorprendidos por dos grandes jugadores que fueron determinantes: Arjen Robben y Robin van Persie. Ambos, acompañados de un equipo solidario y comprometido en el terreno de juego supieron remontar el marcador en contra.

La primera goleada y gran sorpresa del Mundial tuvo como protagonista a España, pero no como el autor sino como la víctima.

 

* Gustavo Alfaro, Gol Caracol

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado