Por: Antonio Casale

Buenas sensaciones

Faltan poco menos de dos semanas para la fecha definitiva rumbo al Mundial y los estelares nuestros la pasan bien en sus equipos.

Cuadrado es titular indiscutido en la Juventus, la gente lo adora, permanentemente participa con asistencias de gol y transporta menos la pelota que en la selección. No sé si es por instrucciones de Pékerman o porque allá no se lo permiten, pero el buen extremo por derecha luce un poco más claro en su equipo que en la selección.

James ya comienza a asumir el rol de líder en la cancha en Bayern Múnich. El partido de esta semana contra el Schalke 04 así lo demostró. Más allá del gol y la asistencia que lo convirtieron en figura, el 10 de Colombia lució confiado, en su zona de confort, pidiendo la pelota y organizando el juego. Algo que hace mucho tiempo no se veía en un club. Rodríguez empieza a entender que no lo llevaron para ser uno más sino para marcar la diferencia.

Teo, el incomprendido Teo, es un crack. Lo del martes en Copa Sudamericana no es otra cosa que la demostración de que quienes no se han adaptado a él son sus jefes en los muchos clubes por los que ha pasado. Teo es todo en ataque, arma juego, define, arrastra marcas, marca diagonales, distrae a los rivales. En fin, el Teo de hoy se parece mucho al del Mundial. A tipos como él hay que saberlos interpretar, son diferentes.

Falcao volvió a la rutina de hacer goles semanalmente y en su posición los futbolistas dependen de las rachas. Cardona, Barrios y Fabra son titulares indiscutidos en Boca. Davinson Sánchez rápidamente asumió el rol de líder en la defensa del Tottenham, lo que demuestra su personalidad. Ospina ha tenido ritmo de competencia, al igual que Arias. Cristian Zapata alterna en el Milan, pero cumple cuando lo ponen. Muriel se mete de a pocos en la estelar del Sevilla. En fin, tal vez el único que no es titular en su equipo y sí lo es en el seleccionado es Sánchez, que extrañamente se ha vuelto habitante del banco de suplentes en el arranque de temporada en la Fiorentina.

Hace mucho tiempo no contábamos con una buena racha colectiva de los nuestros en sus equipos. Llega en el momento más importante, el de confirmar el tiquete a Rusia. Razones para soñar con la confirmación del cupo hay de sobra.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antonio Casale