Por: Manuel Drezner
Periscopio cultural

Buenos vientos operáticos

Uno de los objetivos de las iniciativas artísticas auspiciadas por el Estado debería ser el dar oportunidades y fuentes de trabajo a los artistas nacionales. Si uno va a aplicar este axioma a lo que ha ocurrido con la ópera en Colombia, uno se encuentra que por mucho tiempo lo que se buscó fue solo el espectáculo. Olvidando al artista colombiano, se presentaron óperas en donde hasta el último comparsa era importado y quizá esa fue una de las causas por las cuales hubo que acabar con la vieja iniciativa. Pero aparentemente los vientos están cambiando. Tuve oportunidad de ver en el Santo Domingo uno de los eventos más importantes que ha tenido ese teatro desde su fundación. Se trata de un taller en que, después de una cuidadosa selección, se escogió una docena de cantantes nacionales para presentar el año entrante una ópera de Mozart, aparentemente Don Juan. La presentación mostró que hay buen material en Colombia y, bajo la dirección musical de Alejandro Roca, excelente capacidad artística. Eso de buscar aquí a quienes van a ser parte del proyecto augura muy bien y hay que aplaudirlo en forma entusiasta.

Si a lo anterior se agrega que se está desarrollando con la Filarmónica una iniciativa llamada Ópera al Parque, donde miembros de diversas escuelas de música están presentando un repertorio novedoso, todo con cantantes de aquí, se demuestra que hay buen futuro para una ópera colombiana, donde haya temporadas auténticas, y que quienes hemos tenido confianza en el valor artístico de los nacionales estamos siendo reivindicados.

885166

2019-10-10T00:00:13-05:00

column

2019-10-10T00:15:02-05:00

[email protected]

none

Buenos vientos operáticos

26

1613

1639

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

Los precios del arte

La cultura en secreto

Guerra y paz con la música

Los muros de la discordia

En busca de estímulos para los artistas