Paro nacional: históricas marchas en Colombia y el mundo

hace 3 horas
Por: Mario Morales
El país de las maravillas

Buscando su propio Nobel

Escucha "Buscando su propio Nobel, por Mario Morales" en Spreaker.

Parecen en competencia. No se sabe si los mueve la física envidia o el afán de pasar a la posteridad, siguiendo las trazas del nobel Juan Manuel o de los laureados deportistas nacionales. Por eso no miden tiempos o costos. Descartado un premio de tradición, se han desbordado en creatividad por la vía de lo contrahecho, inútil o absurdo.

No de otra manera se entiende la ya desgastada propuesta de imponer el proyecto de ley de la pena de muerte a violadores, que despierta los mismos aplausos de utilería de siempre, como un repetitivo número de circo.

No es problema del tipo de castigo, sino de la incapacidad para encontrar candidatos a padecerlo en medio de la ineptitud judicial. O del riesgo de falsos positivos legalizados para justificar el reiterado y fracasado articulito.

Piezas para el Museo de lo Inútil, como imaginó el novelista Parra Sandoval, trofeos para el Museo de la Basura que debió ser símbolo de Bogotá.

Le compiten en insensatez los tacos, marcas y señalizaciones, nostalgia de los fatídicos bolardos, en las destapadas vías de Bogotá. La justificación de reductores y límites de velocidad resulta aún más delirante en una ciudad colapsada, en la que los 50 km/h son un insulto a la movilidad y una ñapa para contratistas ingeniosos en reproducir lo que no sirve para nada.

Entran en liza las investigaciones exhaustivas contra los compradores de votos, puestos y conciencias que se dan silvestres en este país, pero los reclaman como propios en La Guajira, Córdoba o Chocó.

Disputan honores en esa creatividad insulsa los estudios de transporte masivo, las estrategias contra el reloj para derrocar a Maduro, las medidas para reducir el desempleo…

Debía aprovechar el presidente Duque, en una de las tantas escapaditas estériles, y por lo tanto también candidatas, para presentarlas en los Premios Ig Nobel de la Universidad de Harvard, que resaltan cada octubre lo vano y lo infructuoso de la creatividad humana. Quizás así consigan su propio reconocimiento, así sea por otros medios.

www.mariomorales.info y @marioemorales

871233

2019-07-17T00:00:53-05:00

column

2019-07-17T17:39:16-05:00

[email protected]

none

Buscando su propio Nobel

24

2935

2959

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Sorpresas te da la vida

Sin más dilemas

Nunca entendieron

A la memoria de Alfredo Molano

El efecto Duque