Por: Harry Sasson

Calamaritos del Mediterráneo

Esta vez propongo preparar este manjar marino con una salsa de tomate picante, que se puede utilizar en otras recetas.

Los calamares son una de las presas más apreciadas del Mediterráneo, aunque su pesca se da en casi todos los mares de la franja ecuatorial. La pesca del calamar en Italia, por ejemplo, es una hermosa tradición, casi un ritual. Sucede que los calamares se sienten atraídos por la luz, así que en la faena de pesca, que se produce en la noche, que es cuando los animalitos se alimentan, los pescadores utilizan lámparas adosadas a sus botes para citar a sus presas. El espectáculo de las docenas de botes alumbrando las aguas mediterráneas es hermoso.

En toda la costa del sur de Italia los calamares son invitados diarios a la mesa. Es posible encontrarlo frescos en los mercados matutinos, y se utilizan en infinidad de recetas, como los archifamosos calamares apanados, comunes a las cocinas española, griega e italiana, y que se conocen como calamari alla romana.

Esta semana utilizaré los calamares para presentarles una nueva idea de menú de Semana Santa, pero los presentaré con una salsa de tomate picante, casi una rabiatta, que se puede preparar con anticipación y utilizar en otras recetas. Por ejemplo, si la va a aprovechar como salsa para una pasta, recomiendo que utilice 600 gramos de calamares, tanto los anillos como los tentáculos.

Calamares en tomate picante

Ingredientes para 4 personas

800 gramos de calamares (anillos y tentáculos)
1 lata grande de tomates
italianos pelados y en su jugo
3 dientes de ajo machacados y picados
1/2 cucharadita de
peperoncino (o más al gusto)
1 y 1/2 cucharadas de
alcaparritas baby
Ralladura de 1/2 naranja
Ralladura de 1/2 limón
3 cucharadas de aceite
de oliva
Sal y pimienta

Preparación

Sofría el ajo en aceite de oliva hasta que comience a dorar, luego añada el peperoncino, las alcaparras y las ralladuras de naranja y de limón, y agregue los tomates. Cocine durante 20 minutos a fuego medio, machacando con el lomo de una cuchara para desbaratar los tomates. Esta salsa se puede preparar con anticipación y tenerla lista para diferentes usos. Antes de servir, sazone los calamares con sal y pimienta, y saltéelos levemente, cuidando de sobrecocinarlos. Para servir, bañe con la salsa.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson

Cereal para Supermán

La dulce remolacha

El lado dulce del arroz

Pappardelle con coliflor y jamón serrano

De aquí y de allá