Por: Felipe Zuleta Lleras

Campaña sangrienta

Sin lugar a dudas, el exvicepresidente Vargas Lleras habló y generó, como era de esperarse, toda clase de reacciones. No voy a repetir lo dicho por Vargas, pues es ampliamente conocido por la opinión pública. Lo que ha pasado esta semana entre los diferentes precandidatos presidenciales dejó ver claramente el tono de lo que será la campaña que, sin lugar a dudas, ya arrancó.

No es ajeno a las elecciones el método de enlodar a los demás candidatos. Así ha sido históricamente en Colombia, pero me temo que esta campaña va a tener unos ingredientes bastante peligrosos para el propio sistema democrático colombiano.

Los odios; la corrupción galopante, que alcanzó los más altos puestos del país; la eliminación sistemática de los desmovilizados de las Farc, que ya comenzó; la cantidad de exguerrilleros que ya han desertado (500 calcula el fiscal); la lucha entre las bandas delincuenciales por quedarse con las diferentes modalidades del narcotráfico; la crisis institucional; la falta de gobernabilidad y el ingreso de dineros corruptos a las diferentes campañas, entre otros factores, harán que las elecciones que se avecinan sean particularmente dificultosas.

Una gran mayoría de ciudadanos estamos mamados con el estado de cosas, pero me temo que, a diferencia de que salgamos a votar, muy seguramente pensaríamos en no hacerlo. No lo he decidido, pero al menos yo estoy muy aburrido de votar ejerciendo ese derecho para acabar finalmente decepcionado de lo que hacen los elegidos.

El país ha cogido por un camino bastante peligroso que puede llevar a la Presidencia a cualquier persona. Me temo que nos iremos o para la derecha extrema o para la izquierda recalcitrante. Si bien las últimas encuestas favorecen a Sergio Fajardo, precisamente por no polarizar ni atizar los odios, intuyo que serán estos los que finalmente prevalecerán. Los votos no serán por X o Y persona, sino precisamente contra esta.

Ojalá no vaya a ocurrir como pasó en los 80 y 90, que se asesinaba a los candidatos. Pero si bien en aquellos años se sabía de dónde venían las balas, ahora hay más grupos dedicados al crimen y mucho más poderosos. Me temo que los meses que vienen serán sangrientos para el país.

Notícula. La antropofagia que caracteriza a muchos periodistas quedó en evidencia nuevamente esta semana frente a la entrevista que le hizo Juan Roberto Vargas a Germán Vargas Lleras. Nada más difícil que editar una entrevista larga en televisión. Y Juan Roberto lo logró. Tanto así que la misma generó la noticia política de la semana.

Pues muchos colegas envidiosos se unieron a la estupidez que dijo Claudia López de que era un publirreportaje. Juan Roberto ha hecho una carrera impecable. Y no propiamente serán las Claudias (López y Morales) las que le van a enseñar al director de Noticias Caracol a ejercer un periodismo imparcial, honesto y serio. No en vano este noticiero es desde hace muchos años el más visto por los colombianos.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

El sainete

La encrucijada de Gustavo Petro

Me arrepiento

El fiscal y su gestión

¿Que Duque no ha gobernado?