Por: Hernán Peláez Restrepo

Campeones

Quien lo creyera, La Equidad no solamente es el único representante de Bogotá en las finales, sino que aseguró un cupo en la llamada Copa Suramericana.

Mientras Millos y Santa Fe traicionan su historia, por incapaces de disputar con jerarquía los torneos, pues ya el último título santafereño acumula 33 años y el azul, 20 años. Los benjamines del campeonato no sólo ofrecen muestra de organización sino claridad en los objetivos que trazan desde comienzo de temporada.

No sé si la manida palabra “proceso” tenga cabida en el pensamiento de los directivos y cuerpo técnico de La Equidad. Lo cierto es que han sido protagonistas durante los últimos tres años, incluyendo por supuesto el ascenso de la B a la Primera División.

Alexis García trabaja sin presiones, sin alboroto a su alrededor y eso quizás haya jugado un papel importante en sus logros. Consiguió ante el Once Caldas un título, el de la Copa Colombia Postobón, ignorada en comienzo por casi todos los participantes mayores y quienes vinieron a descubrir al final el premio, el incentivo. Eso hará que la próxima versión sea vista con más seriedad.

En el partido decisivo nos dimos cuenta todos de que sí se puede jugar con ambición, sin tacañería en los planteamientos, sin temor a perder y arriesgando todo, porque no de otra forma se explica cómo los aseguradores tomaron ventaja en goles y concluyeron empatando a tres.

Claro que La Equidad llegó con ventaja, gracias al triunfo del primer juego, y así y todo, el equipo no fue a especular con esa ventaja. Salió a atacar en campo pesado y con una clientela como la manizaleña, intentado ganar con su equipo alguna alegría. Se vieron seis goles, se peleó en todos los sectores del campo con ahínco, con espíritu aficionado si se quiere. Por eso este juego se escapó del molde tradicional de finales, donde todo se mide y se atrincheran en sus conceptos defensivos.

El ejemplo del equipo de Alexis García es gratificante, es estimulante y es ejemplo. Además, ya tienen sede propia para trabajar, cuidan sus divisiones menores, están arreglando, como se puede apreciar, y ampliando el Estadio de Techo, que evidentemente puede convertirse en núcleo de atención para la populosa zona de Kennedy.

La Equidad es campeón de la Copa Colombia y sigue en el camino de protagonizar un buen papel en las finales de la Copa Mustang. Reconocimiento y aplausos para el campeón.

Como también parece el Internacional de Porto Alegre, del cual ya les conté, pinta en la final con Estudiantes de la Plata para ganar la Copa Nissan, porque sus cuatro jugadores desequilibrantes, D’alessandro, Guiñazu, Nilmar y Álex superan en condición técnica al equipo argentino, que tiene a su favor a Verón y Calderón, y el espíritu combativo de los equipos argentinos en finales.

92604

2008-11-22T02:42:38-05:00

column

2008-11-22T02:42:38-05:00

ee-admin

none

Campeones

9

2881

2890

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Amistosos y...

Realidades

Convocatoria

Qué pasa

Siempre que llovió...