Por: Hernán González Rodríguez

Cargas tributarias laborales

Las cargas tributarias sobre los empleados se definen como la diferencia entre el costo para una empresa de un empleado y los ingresos netos disponibles para dicho empleado después de pagar sus impuestos y sus contribuciones a la seguridad social.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calcula la carga tributaria sumando lo que el empleado paga a título de impuestos sobre la renta, más las contribuciones tanto del patrono como del empleado para la seguridad social, o sea, salud, pensiones, seguro de desempleo y similares.

Los economistas generalmente coinciden en sumar los pagos divididos entre el patrono y el empleado para considerarlos ambos como carga tributaria laboral.

La mala noticia para los empleados radica en que, en numerosos países, entregan estos hoy cerca de un tercio de sus ingresos totales a sus gobiernos.

La OCDE calculó la carga tributaria de un empleado promedio, el cual devengó 50.000 dólares por año durante 2018, sin incluir los mayores ingresos causados por cada hijo, como sigue:

De la empresa, contribuciones para la seguridad social: 14,4%

Del trabajador, contribuciones para la seguridad social: 8,2%

Impuestos sobre la renta: 13,5%

Ingresos netos después de impuestos y contribuciones: 63,9%

Carga tributaria del empleado promedio OCDE: 100% - 63,9% = 36,1%

Presento a continuación una tabla de países de la Unión Europea (UE) con sus cargas tributarias laborales, según la OCDE en 2018. El número que aparece antes del nombre de cada país corresponde al puesto que ocupa dentro de la UE, ordenados en forma descendente por medio de la carga aludida, o sea, de cuanto les sustraen sus gobiernos.

1. Bélgica: 52,7%

2. Alemania: 49,5%

3. Italia: 47,9%

4. Francia: 47,6%

8. Suiza: 43,3%

9. Suecia: 43,1%

16. España: 39,4%

21. Noruega: 35,8%

26. Reino Unido: 30,9%

27. Chipre: 22,2%

Estados Unidos: 29,6%

México: 19,8%

Ahora bien, para numerosos economistas, la carga tributaria que calcula la OCDE está incompleta, subestimada, porque en aquellos países que cobran impuestos sobre el valor agregado o IVA sobre sus consumos, deben adicionar un 5% sobre los porcentajes anteriores.

Los comentarios y las cifras de los párrafos anteriores los traduje de un artículo que figura en Google, titulado: Where in the Developed World are average workers most over-taxed?, escrito por Daniel J. Mitchell.

Con la advertencia previa de no ser yo un experto tributario y bien puedo estar errado, me atrevo a presentar la carga tributaria para un colombiano que devengue 50.000 dólares por año, señalando que este trabajador para la OCDE resulta ser nada menos que un ejecutivo o el gerente de una empresa mediana en Colombia.

De la empresa para salud: 8,5% + pensiones: 12% + otros*: 9% = 31,5%

Del trabajador para salud: 4% + pensiones: 4% + solidaridad: 1% = 9,0%

Impuestos sobre la renta: 13,0%

Carga tributaria de un colombiano, suma de líneas anteriores: 53,5%

Ingresos netos después de impuestos y contribuciones: 56,5%

*Otros = ICBF: 3%, SENA: 2% y cajas de compensación familiar: 4%

Encabezamos y superamos a Bélgica con el 53,5% de carga tributaria para un colombiano de buenos ingresos, y esto sin tener nosotros el seguro de desempleo que sí tienen los compañeros de dicha lista. Nuestros compañeros le contribuyen a un fondo para el seguro de desempleo, el que administran sus gobiernos, y el Estado asume luego el pago de los seguros de desempleo para todo el país.

872830

2019-07-26T00:00:00-05:00

column

2019-07-26T00:48:44-05:00

jrincon_1275

none

Cargas tributarias laborales

28

4626

4654

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Persecución política contra Uribe

Desempleo, a recuperar el mercado nacional

Progresos modestos en 200 años

“El libro negro de la nueva izquierda”