Por: Andrés Gómez

Carta abierta a los azules

Yo entiendo que debía ser difícil jugar cuando había hambre, malos manejos, mal ejemplo.

Yo entiendo que debía ser difícil jugar, pensar, entrenar, ganar cuando todo era un caos. Un infierno siempre será un inferno aunque sea chiquito y se llame paraíso.

Pero ahora, que les pagan a tiempo, que los respetan, que los valoran, que tienen un presidente correcto, que la tribuna los acompaña, que se está transformando lo administrativo y financiero, es inconcebible, inaceptable, vergonzoso, que estemos donde estamos.

Ustedes tienen que entender que cada vez que salen a una cancha no se están representando sólo a ustedes, sino sobre todo a una institución. A casi cinco millones de personas que se han declarado en las encuestas hinchas azules.

Por eso, y porque son profesionales, deben correr, deben sudar la camiseta, deben tener pundonor, decencia, respeto por el equipo y la afición. Millonarios no puede estar peleando el descenso y los puestos finales en la tabla. No señores. Millonarios es un equipo grande. No crean que años de fracasos han hecho a la hinchada menos exigente o conformista. Millos debe estar en la cabeza de la tabla. Debe luchar por el campeonato. Lo demás, es fracaso. Lo demás es infierno.

Yo no quiero que besen la camiseta y el escudo cuando hacen un gol, o cuando los aplauden. A mí así no me demuestran amor. No se engañen. Yo quiero es que corran a su máximo, que se esfuercen al 110%, que le duela una derrota como un fracaso, que estén enfocados en ganar y trabajen para ello, que sobre la cancha estén concentrados, enfocados, que entrenen bien, que escojan la mejor opción para un pase, un disparo, un centro, que se cuiden, etc.

La hinchada está acá, y siempre estará. Tenemos un amor sádico y paciente, pero exigente. Llenaremos el estadio si hay que hacerlo, iremos de visita si eso los alienta, haremos una fiesta en la tribuna si eso aporta, gritaremos hasta que el grito sea afónico si eso les da ánimo. Daremos todo por ganar, y esperamos que ustedes también lo hagan.

Estamos cansados de perder. Queremos ganar, jugar bien, sumar. Queremos que ustedes lleven con orgullo la camiseta. Cuando ustedes pierden, todos perdemos. Pero cuando pierden sin esforzarse, lo que sentimos es deshonor.

El camino ya está abonado en lo administrativo. Ahora ustedes demuestren que son profesionales, que entienden de respeto y de responsabilidad.

[email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Andrés Gómez

Juan Valdez

Ídolos

Gracias, fundador

La dignidad de Millos

Conflicto de intereses