Por: Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

De la manera más atenta me dirijo a ustedes para informarles que nos hemos dado cuenta de que en el mapa de la página 14 de la edición del pasado 5 de abril de El Espectador aparece el nombre “mar del Este”.

Al respecto, me permito aclararles que “mar del Japón” es el único nombre establecido internacionalmente y no es aceptable que se escriba “mar del Este” o que se escriban ambos.

La República de Corea sólo comenzó a insistir en 1992 en el nombre “mar del Este”, y decir que fue antes no se ajusta a la verdad. Hasta su versión de 1993, el gobierno de Corea siempre había utilizado “mar del Japón”, incluso en su propio país. Más aún, la República de Corea se hizo miembro de la Organización Hidrográfica Internacional en 1957, y desde ese entonces aceptaba “mar del Japón”.

Los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, Alemania y China, entre otros países, así como la Secretaría General de la ONU, utilizan oficialmente “mar del Japón”. Si esto se cambia ahora forzadamente, se estarían violando las costumbres internacionalmente aceptadas, la equidad y la neutralidad, y se daría legitimidad a una alegación inapropiada.

La República de Corea ha intentado difundir el nombre “mar del Este”, insistiendo en que el otro se debió al imperialismo japonés y que hay que cambiarlo. Según ellos, en la península coreana llevan más de 2.000 años llamándolo “mar del Este”.

Sin embargo, en la época en que Japón tuvo un estado de “aislamiento nacional”, sin contacto con Occidente, era incapaz de ejercer influencia sobre otros países para establecer el nombre de “mar del Japón”. Ya se tenía el nombre de “mar del Japón”, lo cual fue más claro luego de una investigación adelantada por el gobierno del Japón sobre mapas históricos antiguos en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y Alemania, luego de la cual el argumento de que el nombre “mar del Japón” se generalizó como resultado del expansionismo y el régimen colonial japonés queda sin fundamento.

Katsuhiro Matsumoto. 

Consejero, Embajada del Japón.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

No es la universidad, es la educación

Dos cartas de los lectores

Tres cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores