Por: Manuel Drezner

Centenarios Olvidados

Pasaron los centenarios de dos grandes nombres de la música autóctona colombianas, los de Morales Pino y José A. Morales y aparentemente fueron pocos los que se acordaron de rendir homenaje a tan ilustres artistas creadores.

 Ambos contribuyeron en forma ejemplar a los ritmos del interior del país y es imperdonable que ni Sayco ni el Ministerio de Cultura hubieran hecho un aporte a recordar lo que ellos hicieron., en forma semejante a la manera como se recordó el año pasado (en forma merecida) lo que hizo Lucho Bermúdez por la música costeña. Y no por que no se les hubiera informado en forma oportuna. De hecho, como no soy tan optimista como para creer que en el Ministerio de Cultura lean lo que se escribe en esta sección, que tiene el curioso nombre genérico que a un Ministerio cultural debería llamar la atención, de “El arte y la cultura”, me tomé el trabajo de enviar al correo del Ministerio lo que escribí sobre los importantes aniversarios de los mencionados compositores por que creí que un recuerdo oficial de esos grandes músicos no sobraba, más después del alharaco que hicieron por otros músicos de méritos similares.

Recibí una comunicación del Ministerio en que confirmaban el recibo de mi carta y el anuncio de que a la mayor brevedad me responderían. Hace unos días recibí otra comunicación en que me anunciaban que mi sugerencia había sido respondida y me enviaban a un “link” donde supuestamente estaba la respuesta. Pero al ir allí todo lo que había era una bonita página donde decían cómo atendían al ciudadano. Puede que mi computadora no haya podido abrirla o que no fue enviada pero ni hubo respuesta a lo que escribí ni el Ministerio, hasta donde se sepa, hizo nada para recordar esos centenarios. Lo anterior no es una queja ni un reclamo sino una forma de informar al Ministerio que posiblemente algo falle en sus comunicaciones. Desde luego, los centenarios de Morales Pino y de José A. Morales pasaron inadvertidos. De todas maneras al menos en El Espectador sí hubo ese recuerdo o sea que no todo se perdió.

Ha habido algunas noticias interesantes, que se comentarán opoprtunamente, en especial la confesión de la Filarmónica de Viena de cómo su pasado nazi llevó a la muerte a varios músicos judíos de esa agrupación y como ella condecoró después de la guerra al nazi que había sido la causa de esto. Parece que por fin, después de tantos años, la Filarmónica de Viena está reconociendo sus culpas.

 

 

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

“El caballero de la rosa” en Bogotá

Recordando artistas colombianos olvidados

“Uva pasa bajo el sol” en el Colón

Aniversarios cinematográficos

Misterioso futuro de la cultura