Por: Mario Morales
El país de las maravillas

Cercados

Tan alarmante como la ola creciente de corrupción que toca los lugares más inesperados y que no ha dejado fe intacta o ídolo en su sitio, como escribía gonzalorango, es la andanada descarada e impune de la inseguridad ciudadana que hoy tiene, para describirlo con un adjetivo que tal vez no ha utilizado nunca ningún noticiero de televisión, ribetes dramáticos.

Quiere decir que nos están metiendo las manos al bolsillo de todas las formas posibles. Desde las sofisticadas para esquivar tributación, pasando por ladrones profesionales del erario con el pasaporte de políticos o magistrados, hasta congéneres de a pie y moto que, con pistola o cuchillo en mano, hacen el quite a la necesidad, a veces, y a un empleo, muchas otras.

Esos siete celulares robados cada hora, en promedio, no solo son una vergüenza, sino el indicador más claro del fracaso de la política pública nacional y distrital. Lo mismo pasa con las bicicletas de cuyo uso alardean todos, pero sin que tenga garantías de seguridad. Y qué decir del incremento en los robos, atracos, cosquilleos, atentados y asesinatos en los articulados y estaciones de sistemas de transporte masivo como Transmilenio. En el colmo del descaro no solo roban a los usuarios, sino que en las dos últimas semanas se han llevado dos buses del Sitp.

Según la Fiscalía, en la primera parte del año ya el incremento de hurtos sobrepasaba en casi 17 % al mismo período del año pasado. Aumentan de manera alarmante los robos de motos, automóviles y a comercios. Si se contabilizaran solo hurtos denunciados, hay 36, en promedio, cada hora.

Como si fuera poco, salen de la cárcel delincuentes de todos los pelambres, por la famosa y no siempre bien ponderada ley de racionalización de la detención preventiva.

Así pues, estamos en manos de los malandros y sin esperanzas... Hasta que lleguen los reformistas de siempre que, como en el caso de la política, el régimen fiscal o judicial, crean que modificando el flamante Código de Policía o aumentando las penas el crimen va a parar…

@marioemorales y www.mariomorales.info

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales