Por: Juan Pablo Ruiz Soto

Cero para cambio climático

La intención de la administración Trump de reducir a cero la conexión entre la asignación de recursos públicos y el cambio climático sigue avanzando. Así quedó demostrado con su propuesta presupuestal presentada el pasado 16 de marzo a consideración del Congreso.

La propuesta desfinancia los programas de investigación de la NASA y otras entidades de investigación norteamericana para los temas de cambio climático (CC); desaparece la asignación de recursos públicos para proyectos asociados a esfuerzos por disminuir las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) dentro de Estados Unidos; cancela todas las asignaciones para apoyar en otros países proyectos de mitigación o adaptación relacionadas con el CC; propone cortar el apoyo de Estados Unidos al programa de Naciones Unidas sobre CC y suspende los programas de investigación financiados con recursos públicos para monitorear y reducir las emisiones de GEI a nivel global.

Diversas instituciones con sede en Washington han protestado por esta iniciativa, entre ellas la Asociación Americana de Geofísicos, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia y diversas personalidades tanto del sector empresarial como exfuncionarios de Departamento de Estado y miembros del Congreso pertenecientes al partido Demócrata.

La propuesta presupuestal, además de los recortes en medio ambiente, incluye disminución de recursos en salud, educación y asistencia social, entre otros. Los únicos rubros en los cuales hay incremento están asociados al gasto militar, especialmente a temas de manejo de fronteras y presencia militar de Estados Unidos en otros países.

Mick Mulvaney —jefe de Presupuesto de la Oficina de la Presidencia—, al presentar (marzo 16/2017) la propuesta de presupuesto y ser interrogado respecto a la reducción del gasto para CC, dijo: “Nosotros no estamos asignando dinero para eso. Consideramos que es un desperdicio de su dinero asignar recursos para eso”. ¡Más preciso no podía ser! Su intención es desconectar el presupuesto público del gasto en CC. Así está llevando a la práctica lo mencionado por Trump durante la campaña, cuando el candidato dijo que no asignaría recursos para ninguna acción referida al calentamiento global.

La propuesta presupuestal tendrá implicaciones de corto y mediano plazo para Colombia. La disminución de los recursos para el Departamento de Estado elimina, entre otras cosas, el presupuesto para la Iniciativa Global sobre Cambio Climático. Esto significa un recorte importante en los recursos para el Fondo Verde y se afectarán también otros fondos, como el Fondo para el Medio Ambiente Global (GEF). Colombia hace uso de estos fondos para diversos proyectos asociados a adaptación y mitigación de CC y conservación de ecosistemas naturales y biodiversidad.

Falta ver si, por disciplina de partido, los republicanos se alinean con la propuesta de Trump y la aprueban en el Congreso. Si lo hacen, significa una desaceleración en la investigación científica asociada tanto al CC como al desarrollo de tecnologías para disminuir las emisiones de GEI y falta de seriedad frente al compromiso del Acuerdo de París.

El mundo debe prepararse para tomar medidas y presionar a Estados Unidos a cumplir los compromisos globales suscritos y disminuir las emisiones de GEI. Que Estados Unidos actúe erráticamente, no debe inducir a otros países a disminuir su compromiso.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Pablo Ruiz Soto

Legislación ambiental, no referente ético

Ambiente medio para un clima caliente

El clima alerta a Estados Unidos

Cuencas, aguas y Plan de Desarrollo

Reformando las CAR