Por: Mario Fernando Prado
Sirirí

Chevroletazo papal

Anda feliz Colmotores por la escogencia que se hizo de la marca Chevrolet, que representa en Colombia, para armar los tres papamóviles en los que se desplazará el representante de Dios en la tierra durante su corto periplo por estos lares non sanctos.

Y razón les asistió a quienes tomaron esta decisión, por cuanto se trata de la marca líder en este país del Sagrado Corazón, que no habría visto con buenos ojos que su santidad hubiere traído, como cualquier presidente gringo, ese súper Cadillac bautizado desafiantemente “La Bestia”.

Como es lógico, semejante papayazo le ha subido a los cielos el top of mind a esta insignia, gringa hasta los tuétanos y eterna competidora de la Ford, a quien por estos lares le sacó una ventaja indiscutible, convirtiendo su emblema del corbatín en una cruz, como lo hizo antier Osuna en su perversa caricatura publicada en estas mismas páginas.

Tal deferencia, insignificante para el resto de los mortales, es muy diciente de un papa que se ha ido desprendiendo tanto de los zapatos Ferragamo de color rojo Ferrari, como de sus papamóviles Mercedes, la marca alemana que fue también la preferida por el Führer. Claro que le dio a Italia su contentillo al debutar a bordo de un pequeño Fiat al inicio de su pontificado, haciendo detener el auto para saludar a unos niños que lo aplaudían.

Lo cierto es que las ventas de Chevrolet, por obra y gracia del Espíritu Santo, van a tener un incremento nunca antes visto, porque además sus propietarios y nuevos compradores van a creer que están ungidos de quién sabe qué tantas bendiciones con un seguro celestial contra los peligros de nuestras calles y carreteras, carteristas y secuestradores.

El chevroletazo papal será recordado como uno de los fenómenos más importantes del mercadeo de vehículos en Colombia, que abrigará tanto a los diminutos Spark como a las monstruosas Tahoe, en un golpe del otro mundo que disparará las ventas hasta tal punto que no será raro que las próximas promociones incluyan foto laminada del papa Francisco y un primoroso kit en el que habrá Biblia, rosario, agua bendita, estampas, oraciones y seguramente hostias supuestamente bendecidas por el máximo jerarca de la iglesia universal.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado