Por: Columnista DATAiFX

Chipre, en la mira

El Parlamento de Chipre no aprobó el paquete de ayuda de la Zona Euro y el Fondo Monetario Internacional. Este paquete dotaría a la economía con recursos por 10.000 millones de euros; sin embargo, convertiría a los depositantes del sistema financiero en personas solidarias con la carga del paquete de ayuda, de modo que a los depósitos menores de 100.000 euros se les aplicaría una tasa del 6,7%, y a los mayores, del 9,9%. Dichos gravámenes lograrían un recaudo de 5.800 millones de euros.

Esta medida, sin precedentes comparables en los años recientes, hiere la confianza de las personas y hogares, debilitando el sistema financiero, provocando que otras economías con necesidad de ayuda piensen dos veces antes de hacer la solicitud. Aunque se ha resaltado que esta iba a ser una medida única para Chipre, ¿será tan fácil confiar plenamente que no volverá a ocurrir. En el caso de que una nueva economía se acoja a un paquete de ayuda, ¿las personas se dirigirán a sacar sus recursos de forma masiva temiendo medidas similares?

El efecto de esta propuesta no se limita al impacto sobre Chipre, una economía que representa cerca del 0,17% de la producción del Eurogrupo. Lo anterior sienta un precedente en materia de solidaridad sobre la carga de paquetes de ayuda; ya hemos visto en años recientes que tenedores de bonos, especialmente subordinados, han sido solidarios con la carga de pérdidas de empresas. Esta propuesta parece obedecer puntualmente a castigar el modelo de negocio de Chipre, pero seguramente cuando se tomó la decisión, no se vaticinó que ahora el riesgo de corridas bancarias en Europa se incrementó.

*Vanessa Sántrich**Ultrabursátiles. /

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista DATAiFX

Emergentes: Lecciones de 2013

Emergentes: dilemas, pecados y refugios

Prosigue el 'Efecto Fed'

Banrep y la economía