Por: Uriel Ortiz Soto

Chocó, entre la incertidumbre y la esperanza

Incertidumbre, porque la corrupción tiene serios propósitos de continuar apoderándose de una de la Regiones más ricas de la Patria. Esperanza, porque hay un candidato que ofrece transparencia, profesionalismo, y buen programa de Gobierno: El doctor Luis Guillermo Murillo Urrutia, Chocoano de pura cepa y con deseos de sacar adelante su región.

El Departamento del Chocó es poseedor de un inmenso caudal de recursos naturales, la mayoría de ellos inexplotados. Desde cualquier ángulo que se le mire es una región privilegiada por la Divina Providencia. Lamentablemente sus dirigentes siempre han caído en los facilismos de administrarlo bajo los nichos de la corrupción. Para nadie es un secreto que varios se encuentran cuestionados por malos manejos, algunos en las cárceles; otros en la antesala de ingresar o huyéndole a órdenes de captura.

La pobreza en el Chocó no obstante sus inmensas riquezas tiene índices alarmantes. Está catalogado entre los 32 departamentos de Colombia, como el más promisorio para emprender grandes obras de infraestructura,  pero a la vez es el más pobre de todos. Es el único Departamento de la América del Sur, con costas en el Pacifico y en el Atlántico, además es el único con límites con Panamá.

Todo el pueblo Colombiano presenció con estupor cuando hace algunos años se destapó una olla podrida en donde varias toneladas de bienesterina, entregadas por el ICBF, para la alimentación de la población infantil del Chocó, se destinaban a la alimentación de cerdos, y otros animales. Sin embargo, esto apenas pudo ser un daño menor; el problema de salud, educación y vías de penetración son varios capítulos tan alarmantes dentro de la maraña de peculados y desaciertos administrativos.

En el reciente Concejo de Acuerdos para la Prosperidad, celebrado en el Quibdó con la presencia del Presidente Santos, fueron denunciados varios casos de corrupción, entre ellos  obras inconclusas, a lo cual el primer mandatario, recomendó a los Chocoanos que para las elecciones de Octubre, eligieran bien al próximo mandatario regional, a los locales y a sus Legisladores en los Concejos y Asamblea Departamental. Es apenas obvio que esta recomendación se haga, para no ir a elegir nuevamente a personajes nefastos y corruptos que lo único que hacen es frenar su desarrollo. Son tantos los chanchullos y peculados cometidos por funcionarios de todo orden que hacer una lista se tornaría interminable.

El Chocó, con su capital Quibdó, tiene una extensión de 46.530 kilómetros cuadrados y una población de 416.318 habitantes, con una densidad poblacional del 8.96 habitantes / Km2. Administrativamente está dividido en 30 municipios, 147 corregimientos, 135 inspecciones de policía, sin contar los caseríos y sitios poblados. Cada uno de estos municipios con sus respectivos  corregimientos , inspecciones, caseríos y veredas, cuenta con un inventario de recursos naturales que si explotaran adecuadamente mediante una Plan de Desarrollo, conectado con los diferentes sectores Gubernamentales, se podrían crear cientos de micro- empresas con la consecuente generación de empleos tanto directos como indirectos.

Los Chocoanos para las elecciones del mes de Octubre, tienen la oportunidad de elegir a un mandatario comprometido con su Departamento y que está bien conectado  Nacional e Internacionalmente, para que mediante un programa de gobierno acordado con las comunidades en los casi dos meses que resta de campaña, de a conocer cuáles serían sus propósitos: en los social, económico y político; salud, educación, generación de empleo, obras públicas y de infraestructura.

Para estos efectos hemos conocido al doctor Luis Guillermo Murillo Urrutia, ilustrísimo profesional de 45 años de edad, quién en los últimos 11 años se ha desempañado en la ciudad de Washington, Estados Unidos, en importantes posiciones, dueño de un gran talento humano; se ha puesto a disposición de sus coterráneos para que lo respalden en sus aspiraciones a la Gobernación del Chocó. Después de conocer su personalidad y su currículum Vitae, quienes asistimos a una rueda de prensa, consideramos que por encima de cualquier componenda política o partidista, está la de sacar adelante su candidatura  como el nuevo Gobernador para el Chocó.

Según tenemos entendido tiene el Aval de Cambio Radical, Partido Conservador Colombiano, Alianza Social Independiente y Partido Verde. Su inscripción fue impugnada ante el Consejo Nacional Electoral, porque en el pasado este joven político fue más allá de la rutina institucional y reparó una escuela en un pueblo olvidado de la región. Esta acción le costó una investigación por un supuesto cambio de destino de una partida de cinco millones de pesos. Para bien del Chocó y del País, esperamos que el Consejo Nacional Electoral confirme la candidatura de Murillo Urrutia.

Considero que dado la problemática social, económica y política en este Departamento, los medios de comunicación, debemos aportar nuestro grano de arena para que los Chocoanos elijan en las próximas elecciones a un Gobernador que sea prenda garantía para el desarrollo de su región y sus Recursos Naturales.

[email protected]

[email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Uriel Ortiz Soto

¿Cómo sería el gobierno de Gustavo Petro?

¡Junio, mes del campesino!

Colombia: entre derecha e izquierda