Por: Luis I. Sandoval M.

Clara y Aurelio: aciertos del Polo

Parecería que todo está perdido en el Polo Democrático según algunos analistas que se expresan en diferentes medios. Respeto el parecer de mis colegas, pero creo que no es así. Los malos momentos en la vida de un partido, como ocurre en la vida de las personas, no agotan las posibilidades de ese partido.

Mientras los partidos permanezcan aferrados a su principio de vida que es su proyecto político tienen posibilidades de superar las crisis y sobrevivir. Casi nunca son los errores los que matan a los partidos, sino su incapacidad de corregirlos, se tiene claro hace tiempo.


La política en general está hoy cuestionada en el mundo, los partidos colombianos todos están profundamente conmocionados por el contexto de violencia, mafias, caudillismos y corrupción. Por supuesto el Polo no escapa a la fundada ola crítica en curso. Pero con certeza en el caso del Polo pueden identificarse cinco grandes elementos que están marcando su recuperación:


El partido se reafirma en que la corrupción es incompatible con la izquierda. No es solo un recurso retórico, es una condición de la praxis que se hace mutuamente exigible entre afiliados, entre grupos, entre el partido, sus bancadas y sus responsables en el gobierno; se reaviva en el Polo un ethos político renovador y transformador que le es propio.


Se gesta al interior del PDA un movimiento por la renovación, la democratización y el fortalecimiento del partido. El Representante a la Cámara Iván Cepeda es uno de los líderes partidarios de este movimiento. Otras iniciativas convergen en esta perspectiva. Hay reflexión, hay deliberación, hay examen de los hechos, avanza el desarrollo de un pensamiento analítico, crítico y propositivo al interior del partido.


Afianzamiento de lo positivo, rectificación de lo negativo en Bogotá. Es el sello que Clara López le está imprimiendo a su gestión transitoria y final en la Alcaldía Mayor de Bogotá. Elemental pero de gran importancia para el futuro del Polo es el esfuerzo por dejar la casa en orden.La administración ha hecho un solemne Pacto Ético con la ciudadanía: “He admitido los serios cuestionamientos de los cuales ha sido objeto esta administración. Los estoy rectificando. He repudiado la mano peluda de la corrupción”.


Candidato de calidad insospechada para la Alcaldía Mayor de Bogotá. El candidato que el PDA presenta para la Alcaldía de Bogotá, el Ingeniero y Economista de la Universidad de Los Andes Aurelio Suárez Montoya, impresiona por su solvencia, seriedad y transparencia. El partido, aleccionado por duras experiencias recientes, está claro que tiene que asegurar el buen manejo del gobierno. Por eso decide jugar la carta de una figura caracterizada, en breve reconocida, que garantiza una proyección fiel y rigurosa de la propuesta política.


Ruta y horizonte de cambio partidario. El PDA no solo está afirmando lo positivo y rectificando lo negativo sobre la marcha sino que ya tiene diseñado el escenario en que someterá sus seis años de vida, es decir, su corta pero intensa experiencia, a un riguroso escrutinio. Tal escenario lo constituyen la Conferencia Programática e Ideológica y el III Congreso Partidario próximos a realizarse comenzando el 2012.


En estos escenarios  se responderán preguntas básicas: ¿Cómo gobernamos? ¿Cómo hacemos oposición? ¿Cómo estamos organizados? ¿Cómo transformar democráticamente a Colombia? ¿Cómo conquistar la paz? ¿Cómo contribuir a la integración latinoamericana? ¿Qué hacer frente a la crisis recurrente del capitalismo? El Polo es un partido que no cierra los ojos a la realidad, asume críticas y corrige el rumbo siempre que sea necesario a fin de mantenerse fiel a su proyecto de recrear la política y transformar pacíficamente a Colombia.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis I. Sandoval M.