Claroscuros de la reforma tributaria

Noticias destacadas de Opinión

La semana pasada estuve en Cali participando en un panel sobre la Ley de Crecimiento o reforma tributaria aprobada a finales del año pasado en el seminario de ANIF-Fedesarrollo, para el que hice una lectura de la misma a mi manera, en la que organicé los grandes temas en claroscuros.

Dentro de los claros de la reforma quiero destacar dos temas que creo son importantes para hoy, pero sobre todo para el futuro del crecimiento y la productividad. Primero, todo lo que tiene que ver con la formalización empresarial y personal. En particular, el régimen simple que, como su nombre lo dice, simplifica la relación de los establecimientos comerciales y los servicios profesionales con el sistema tributario. El rango de los que pueden acceder a está simplificación, en términos de ingresos brutos, es elevado y, por lo tanto, atractivo para un gran espectro de comercios y profesionales. También quiero destacar la normalización tributaria que, aunque no es la figura ideal para acercar ingresos y capitales a la tributación nacional, sí contribuye a formalizar recursos. No es ideal por los incentivos equivocados que puede crear al repetirse en sucesivas reformas tributarias.

El otro claro de la reforma que quiero destacar es que nos acerca como país a los estándares internacionales con una menor tasa del impuesto de renta para las empresas y el descuento del IVA para la compra de bienes de capital. Con todo esto se disminuye el costo de capital y nos lleva a una cancha de juego más equilibrada para hacer negocios en Colombia, en el contexto internacional.

Dentro de los oscuros, me gustaría destacar que esta reforma hace más compleja la tributación con nuevas exenciones, con las que al tiempo se dificulta el control de la tributación y se rompe el principio de igualdad. Sesgo que creo centraliza y distorsiona las decisiones privadas de inversión y disminuye el recaudo. En esa línea, el otro oscuro es la inflexibilidad adicional que le impone al gasto público con la destinación específica de recaudos tributarios o directamente del gasto. Ojalá los claros primen sobre los oscuros.

@juana.tellez

BBVA Research

Comparte en redes: