Por: Columnistas elespectador.com

'Clinch' a la crisis y 'jab' al crédito

En los últimos meses, los efectos de la crisis golpean con mayor fuerza a Colombia.

A través de una menor demanda, precios más bajos y la apreciación del peso, se han afectado sectores como el agrícola y el industrial. Así, para el segundo semestre se abre la posibilidad de un estímulo que puede incluir un recorte de tasas, subsidios y mayor gasto público.

Sin embargo, el Emisor prefirió desde 2011 actuar con cautela e incrementar la tasa de intervención hasta 5,25% y mantenerla en ese nivel en los últimos cinco meses ante el uppercut del crédito. Fue acertada esta decisión debido a que en agosto de 2011 la cartera total registró incremento anual de 23,8%, el más alto de América Latina y el más pronunciado en el país desde 2008.

Desde dichos máximos la cartera ha cedido su ímpetu. A mayo, el crédito crece a una rata de 18,3% anual, el nivel más bajo desde enero de 2011. Esto explicado principalmente por un menor ritmo de la cartera comercial (15,63%, el menor desde octubre de 2010) y una moderación en la cartera de consumo (22,28%, el menor desde abril de 2011), que representan ambos el 90% del total de la cartera.

Es difícil para los bancos centrales estimular el crecimiento sin generar inflación. El gran reto del Emisor es proteger a la economía del embate internacional sin tirar la toalla contra el endeudamiento. Actualmente, el crédito local crece al mayor ritmo en América Latina después de Brasil y viene acompañado de un deterioro gradual en la calidad de la cartera.

Julián Cárdenas* / Analista de ING.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnistas elespectador.com

El bestiario de la ficción

“Martín Sombra”, libre

¿El Código de la Policía del futuro?