Por: Hernán González Rodríguez

¿Cojean los países ricos?

Estados Unidos. Los datos necesarios para evaluar los resultados de 2014 comienzan a publicarse.

Un hecho sobresale sobre todos los demás: su economía les creció tan solo al 2,4%, o sea, se sostuvo en línea con los crecimientos promedios de los últimos años. No se confirmaron, en síntesis, las noticias sobre la aceleración del crecimiento que muchos esperábamos.

Los amigos del presidente Obama, como The New York Times, consideran que este crecimiento no se puede calificar como insatisfactorio, pero reconocen, sí, que no es suficiente para reparar los daños de la Gran Recesión de 2008 y para alcanzar nuevos niveles de producción, empleo, aumento del salario mínimo, mayores impuestos y, lo más inquietante, para evitar las recaídas.

Se teme, por ejemplo, que las utilidades de las compañías en 2014 se encuentren hoy afectadas por la reciente revaluación o apreciación del dólar, la cual, muy posiblemente, les ha reducido sus exportaciones, sus inversiones, su nuevo personal, y ojalá que no las obligue a reducir sus empleados para poder subsistir. Como aspecto positivo se menciona la caída en los precios del petróleo, hecho que ha incrementado el sentimiento a gastar de los consumidores después de muchos años de apretarse la correa.

Europa. Los crecimientos de sus economías en cifras cercanas al cero o negativas, son cada vez más frecuentes, desde España hasta Rusia. Las razones, sin embargo, son bien diferentes.

En la eurozona existen dos causas, una del pasado y otra del presente. La del pasado son los socialismos paternalistas, con los elevados endeudamientos para resolver los problemas de los ciudadanos de la cuna hasta la sepultura. La del presente radica en la proliferación de partidos políticos en Grecia, España… que no creen en su Unión, que no permiten fortalecer sus instituciones, como la unión bancaria, para contar con una gobernabilidad que les permita superar la crisis actual y evitar las futuras.

En Rusia, los problemas provienen de Vladimir Putin, quien ha revivido la guerra fría, con la invasión de Crimea y la intervención de sus tropas en el este de Ucrania. Los expertos consideran a Putin como la mayor amenaza para el orden mundial en 2015. Se rumora que la caída de los precios del petróleo que tanto afectan a Rusia reflejan las sanciones económicas que le ha impuesto Occidente.

China. El crecimiento de su PIB en 2014 cayó al 7,4%, es el menor porcentaje de crecimiento en 24 años. Sus inversiones también les figuran como las menores en 13 años. Sin embargo, las autoridades chinas aceptan que sí ha sido este año más débil, pero más balanceado. Esperan un PIB del 7% en 2015.

Colombia. En el escenario descrito, ya se mencionó en Bloomberg un crecimiento de nuestro PIB del 2,9% para 2015. Lejos de los previsto por las autoridades colombianas.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez