Por: Luis Fernando Montoya

Colombia

"Ningún jugador es tan bueno como todos juntos": Alfredo di Stéfano.

La selección de Colombia continúa este año fortaleciendo el camino para lograr un cupo al Mundial en Brasil 2014, jugando dos partidos muy complicados contra la selecciones de Bolivia, en Barranquilla, y Venezuela, en Puerto Orduz.

Los pensadores del mundo, los que han sabido qué llevan entre manos, siempre han elegido la persistencia para ser efectivos. El principio de persistencia debe fundamentarse sobre otro principio vital: el principio de percepción. Cuando una persona se siente derrotada en su mente o aplastada por una impresión de derrota, necesita percepción. Debe tener perspicacia para percibir la causa del fracaso. Tiene que ver la situación no sólo desde el exterior sino desde dentro.

El buen momento futbolístico con el que terminó nuestra selección el año pasado nos tiene ilusionados con el objetivo propuesto, pero el fútbol es como la vida, es cambiante, por eso el equipo se está preparando en lo técnico, táctico, físico, mental y grupal para ratificar lo hecho anteriormente.

Una de las virtudes de un seleccionador es saber elegir a su grupo. En ese sentido, el nuestro hasta el momento ha sabido acertar al convocar a los jugadores que pasan por su mejor momento, y éstos a su vez han correspondido en el terreno de juego a la confianza de su técnico.

Colombia debe mantener su estilo de juego, el orden táctico de juego, el buen manejo del balón, debe saber dominar los ritmos del partido y la eficacia a la hora de definir. No sobra expresar que este tipo de partido a veces suele complicarse, por eso nuestros jugadores deben poner todo su profesionalismo y su madurez personal para lograr el triunfo esperado por todos los colombianos.

Hoy en día es muy importante para el fútbol colombiano contar con la mayoría de los convocados que juegan en Europa y ver su proceso de crecimiento personal y futbolístico. Es un factor clave para seguir fortaleciendo la ilusión de ir al Mundial.

Es muy gratificante tener a jugadores en buen nivel futbolístico, como Juan Guillermo Cuadrado, Jackson Martínez, Carlos Bacca, Camilo Zúñiga, Aquivaldo Mosquera, Carlos Darwin Quintero, entre otros, y la experiencia que aportan para la cohesión grupal Faryd Mondragón y Mario Alberto Yepes.

Tenemos selección con nivel futbolístico, experiencia, deseos de triunfar y algo que se ha recuperado: amor por el país.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Francia, finalista

Balance

Fortaleza, Colombia

Colombia, resiliente

Favoritos