Ariel Ahumada, el del coscorrón de Vargas Lleras, se lanza al Concejo de Bogotá

hace 17 mins
Por: Carolina Botero Cabrera

Colombia apoyó resolución sobre intimidad

El Tercer Comité de la ONU aprobó esta semana por consenso un borrador de resolución sobre "el derecho a la intimidad en la era digital" que pasará a votación de la Asamblea General.

 

Snowden demostró la capacidad tecnológica de los Estados para vigilar las comunicaciones en Internet y la forma como la estaban empleando (especialmente EEUU, Inglaterra, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, que se conocen ahora como los "cinco ojos"). Sus revelaciones pusieron el tema sobre la mesa y, con el liderazgo de Brasil y Alemania, la ONU lleva un año debatiendo cómo abordarlo.

El texto aprobado se basa en el consensuado en 2013 pero, precisamente por la resistencia de los "cinco ojos", no tiene el alcance del borrador inicialmente presentado. El texto que pasa a la Asamblea en diciembre incluye elementos del reciente informe presentado por el Alta Comisionado de Derechos Humanos, pues, por ejemplo, insta a reformar los marcos legales en sintonía con los compromisos en derechos humanos o propone considerar la creación de una Relatoría Especial. Sin embargo, están ausentes importantes garantías que se han ido posicionando en la discusión mundial: no se usa la expresión “necesidad y proporcionalidad” como principio obligatorio cuando los Estados hagan uso de sus facultades de vigilancia. También faltó decir que la obligación de los Estados es proteger la intimidad en todas las comunicaciones que pasan por su jurisdicción, independientemente de la nacionalidad de quienes están involucrados. Aun así, su importancia es significativa y será la primera resolución sobre derecho a la intimidad.

A pesar de la relevancia que reviste esta discusión por la historia y el futuro de los colombianos, la posición de Colombia no forma parte de la agenda pública. Esta es bastante desconocida, si bien puede deducirse algo de cómo terminó apoyando este proceso. Entre los países que acompañaron el borrador inicial se encontraban 9 latinoamericanos, pasaron a 14 en la versión del 19 de noviembre y 18 en la aprobada, donde finalmente apareció Colombia. Para que Colombia tenga un rol positivo en esta discusión debemos hacer más seguimiento ciudadano, apoyando má? la discusión en la ONU e impulsando una reforma a la ley de inteligencia en lo local.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

La treintañez, la brecha digital y de género