Por: Columnista invitado

Colombia: ¡bienvenida al Mundial de Brasil!

La clasificación de Colombia al Mundial de Brasil nos llena de alegría. Como anfitriones, nos encantará recibir a su equipo y sus hinchas.

Los colombianos no necesitan de visas, ni siquiera de pasaporte, para viajar a Brasil, gracias a un acuerdo de la Unasur.

Colombia y Brasil se parecen muchísimo, por su gran diversidad étnica y cultural, y su tropicalidad. Somos las dos naciones más megabiodiversas del planeta, los dos países más poblados de Suramérica y dos importantes economías de la región.

La relación con Colombia es muy importante para Brasil. Somos cada vez más socios en la construcción de una Suramérica próspera.

El centro más importante de enseñanza del portugués brasileño en el mundo es el Instituto de Cultura Brasil-Colombia (Ibraco), en Bogotá, que ofrece cursos de portugués dirigidos a turistas y periodistas.

En el área de comercio e inversiones, nuestra relación ha incrementado mucho. Brasil es el décimo destino de las exportaciones colombianas y su cuarto proveedor. Colombia es el cuarto destino de nuestras inversiones externas. Cerca de 50 empresas verdeamarillas actúan en Colombia en distintos sectores. Este año, la APEX (Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones) inauguró su oficina en Colombia.

Hay otros capítulos que estamos profundizando en nuestra relación. Por ejemplo, en materia de desarrollo social: seguridad alimentaria, agricultura familiar, reforma agraria y programas de transferencia de ingresos y combate a la miseria: 28 millones de personas salieron de la pobreza extrema y 36 millones ingresaron en la clase media. Son experiencias que podemos compartir.

En el plan de la educación superior, Colombia es el país que más envía estudiantes de posgrado a nuestro país. Ciencia y tecnología son igualmente áreas con gran potencial. Se fortalecen las relaciones entre agencias públicas (Colciencias, Icetex) y universidades de ambos países.

Más allá de compartir la pasión futbolística, vemos en el Mundial una oportunidad para estrechar los lazos entre nuestros pueblos y dar un salto en nuestras relaciones. Como canta la hinchada colombiana: ¡Sí se puede!

 

* María Elisa Berenguer,  Embajadora de Brasil en Colombia

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

La justicia en Colombia sufre

La importancia de investigar sobre malaria

Razones para no votar a ciegas

Una reforma urgente y necesaria

La resistencia colombiana