Por: Columnista invitado

Colombia, comprometida con la agenda de sostenibilidad global

Por: David Purkey, director del Centro para Latinoamérica del Instituto del Ambiente de Estocolmo (SEI)

El próximo 20 de marzo se consolida un trabajo de 28 años del Instituto del Ambiente de Estocolmo (SEI) en Latinoamérica. Luego de más de 20 proyectos de investigación en temas relacionados con uso de recursos naturales, biodiversidad, gestión del agua y cambio climático en los países andinos y Brasil, desde el Instituto daremos un paso importante al inaugurar un Centro de investigación para Latinoamérica en Bogotá, reforzando nuestra presencia en la región.

El SEI goza de reconocimiento internacional por nuestro trabajo sobre desarrollo sostenible en el mundo. La formación de un equipo local le representa a Colombia la posibilidad de abordar los nuevos desafíos desde una perspectiva diferente, tal como se ha hecho en otros seis países donde ya tenemos presencia, a través de procesos de coaprendizaje con expertos y actores regionales.

Nuestro objetivo es que, con el tiempo, el SEI sea una voz de confianza y un aliado para los gobiernos, las empresas privadas, los inversionistas y la sociedad civil de la región, como lo es en otras partes del mundo.

El SEI se posicionó en 2016 como el grupo de expertos más influyente en temas de política ambiental en el Global Go To Think Tank Index. Tener un lugar en este ranking es posible no solo por las capacidades propias del SEI, sino también gracias a la calidad de nuestras colaboraciones con socios.

Son producto de estas alianzas proyectos que contribuyeron al aumento de la resiliencia en el Ártico, al mejoramiento de la calidad de aire en Nairobi, a la reducción de la producción de carbono y petróleo en Estados Unidos, a la conservación de cuencas hídricas en Colombia y a acciones que conectan la ciencia con la política para desarrollar soluciones acordes con un futuro sostenible para todos.

Un ejemplo especifico de las contribuciones del SEI es la herramienta Trase (Transparent supply chains for sustainable economies), la cual conecta fuentes de datos y métodos innovadores para revelar flujos de productos agrícolas comercializados internacionalmente. De esta forma es posible aportar transparencia a las cadenas globales de suministro e impactar la producción y comercialización de materias primas.

Trase traza el camino hacia la sostenibilidad, facilitando la identificación de riesgos y oportunidades en diferentes cadenas como la de soya, aceite de palma y carne de res. De hecho, uno de los objetivos del SEI es desarrollar un modelo similar con el comercio de café de la mano de actores clave como la Federación Nacional de Cafeteros y las Corporaciones Autónomas Regionales.

Este tipo de colaboración hace parte de nuestra genética organizacional desde la creación del SEI en 1989. A lo largo de estos años hemos participado en procesos de políticas, acciones de desarrollo y prácticas comerciales en todo el mundo.

En las últimas décadas hemos realizado importantes inversiones para fortalecer aún más la investigación y el compromiso con las políticas del SEI. Hemos promovido herramientas y servicios prácticos que ayudan a los responsables de la toma de decisiones a identificar prioridades, ver conexiones y aprovechar sinergias.

Estamos listos para cosechar los beneficios de estas inversiones en América Latina desde Bogotá, una ciudad líder, ubicada estratégicamente en el corazón del área andina.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

El poder de la mujer rural

Hit: fruta de mentira

Colombia en la Ocde: ¿hacia buenas prácticas?

Medallas y funerales