Por: Columnista DATAiFX

Colombia en la "guerra de divisas"

El buen momento de la economía colombiana en los últimos años ha llevado a una apreciación del peso.

 Actualmente, la moneda local se cotiza alrededor de $1.800 y en los últimos dos años ha alcanzado niveles mínimos de $1.750. De otro lado, en el mercado cambiario la noticia de mayor relevancia es el anuncio del paquete de compras de dólares, desde octubre de 2012 hasta el 29 de marzo de 2013, por US$3.000 millones, con un mínimo de US$20 millones diarios. Al combinar ambos aspectos, y teniendo en cuenta las intervenciones previas, se puede decir que Colombia ha entrado en lo que se denomina internacionalmente como la “guerra de divisas”.

Colombia se ha unido a los esfuerzos de varios países emergentes (Brasil, Chile, entre otros) para mantener una tasa de cambio que le permita ser competitiva en los mercados externos, en un contexto en donde los países desarrollados aumentan cada vez más la liquidez en sus monedas. La intervención es bien vista; sin embargo, la realidad colombiana no permite intervenciones muy fuertes, dada la necesidad de esterilización para no presionar la inflación. Más allá de depreciar la moneda, las medidas evitarán mayores apreciaciones. Este nuevo programa podría resultar similar al aplicado durante finales de agosto y septiembre de 2012: en un comienzo se sentirán presiones depreciativas que luego al final se disiparán, forzando a una continuación o una nueva implementación de medidas. Colombia ya hace parte de la “guerra de divisas” y necesita juicio fiscal, monetario y económico para no resultar herida.

* Nicolás González** Interbolsa.

Buscar columnista