Colombia, ¿inviable sin “fracking”?

Noticias destacadas de Opinión

¿Qué es el fracking o fracturación hidráulica? Como es sabido, es un proceso que consiste en taladrar un hueco tubular profundo en la tierra, de centenares de metros, para taladrar luego otro tubo horizontal en rocas ricas en petróleo y gas natural. A continuación, se inyectan a presión millones de litros de agua, unas pocas toneladas de arena y 200 toneladas de químicos. Finalmente, la mezcla anterior se extrae por bombeo y de ella se retiran el gas y el petróleo. Tras esta separación, se bombea de nuevo el líquido en el pozo y se sella.

El fracking se conoce desde los años 40. Nos apremia utilizar pronto esta técnica en las formaciones de esquistos ricas en gas y petróleo de nuestros Llanos Orientales y el litoral del mar Caribe, debido a que Colombia no tiene hoy reservas de petróleo natural sino para unos 5,2 años, y a que esperamos que las exportaciones de petróleo retornen de nuevo a aportarnos cerca del 50% del total de los dólares que nos ingresaban anualmente hasta hace poco.

La revista Semana publicó un excelente artículo con información de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), del cual extraigo los siguientes datos: 1) Dejar de exportar petróleo por no menos de $35 billones/año nos exigirá importar lo mismo, según Ecopetrol, esto es, $70 billones/año en total. 2) En impuestos y regalías para la nación, se dejarían de recibir $9 billones/año. 3) Los cuatro proyectos piloto de fracking producirían, en cambio, $5,5 billones/año en impuestos y regalías, cerca de cuanto nos recauda una reforma tributaria. 4) Recordemos que a los US$40 de un barril de petróleo Brent debemos restarles US$10 por barril como castigo a la calidad de nuestro petróleo, más otros US$10 por transporte a nuestros puertos. Precio neto final para Colombia: US$20 por barril, muy cercano a su costo de producción.

Con los precios inviables del párrafo anterior, nos aprestamos a registrar déficits fiscal, de balanza comercial —o sea, exportaciones menos importaciones—, cuenta corriente… Dos de las tres calificadoras internacionales más importantes de nuestro grado de inversión, Fitch y S&P, ya nos tienen ubicados en su límite inferior. Falta Moody’s. Pero con cerca de COP$70 millones de millones para el servicio de la deuda externa —pago por capital más intereses— en 2021, esto es, un 7% del PIB, sin la esperanza del fracking nos tornaremos en un país inviable financieramente.

Entiendo, al escribir estas líneas, que el Consejo de Estado ya dictó las reglas de juego para perforar unos pozos de prueba. Espero que se superen los ensayos y que se interesen en participar en la asignación de áreas algunos inversionistas extranjeros, porque se teme que las reglas de juego estén izquierdizadas.

Problemas del fracking: 1) Puede contaminar las fuentes subterráneas de agua fresca. Dificultad del fracking durante los primeros años, ya superada hoy por los nuevos químicos. 2) En la extracción se libera metano al aire, si no se usa para generar energía eléctrica. El metano es un gas con mayor efecto invernadero que el dióxido de carbono. 3) Se crean fracturas en el suelo que pueden afectar a las gentes vecinas. 4) En promedio, para un pozo se consumen ocho millones de litros de agua, esto es, el consumo diario de agua de 60.000 personas. 5) Produce ruido y polución.

Ventajas del fracking: 1) Fuente de petróleo y gas natural donde ya no existen otras fuentes. 2) Sus costos de extracción son inferiores a los del petróleo de décadas pasadas. 3) Quemar gas natural es más limpio que quemar carbón o propano. 4) Reduce las importaciones de petróleo del exterior. 5) Se crean numerosos puestos de trabajo. 6) Evita tornar inviables economías como la colombiana.

Comparte en redes: