Por: Felipe Zuleta Lleras

Colombia por cárcel

PARADÓJICO RESULTA QUE A ESTE GObierno se le llene la boca cada vez que extradita a un colombiano por enviar drogas a los EE.UU. (un delito menor si se compara con un homicidio), pero ahora que un juez y la fiscalía del Ecuador piden la detención del ex ministro Juan Manuel Santos, por el homicidio de 26 personas en territorio ecuatoriano, entonces el Gobierno sale a rasgarse las vestiduras, como si los hechos que investiga la justicia del vecino país no fueran ciertos y contundentes.

El hecho de que en el operativo abusivo y violador del derecho internacional se hayan dado de baja a Raúl Reyes y otros criminales miembros de las Farc no borra ni justifica que en ese operativo fueron acribillados 26 seres humanos en territorio extranjero y punto. Otra cosa es que el gobierno espurio del Sr. Uribe quiera manipular el hecho.

A ver cuál sería la actitud de este gobierno si el ejército de Venezuela se metiera al departamento de Cesar y diera de baja a 26 paramilitares por considerar que los mismos estaban atentando contra la institucionalidad del gobierno venezolano.

Por más que el Sr. Uribe y su ex ministro de Defensa salgan con sus baladronadas, lo cierto es que al Sr. Santos se le van a poner muy complicadas las cosas una vez su nombre e identificación aparezca en las pantallas de todos los aeropuertos del mundo, como solicitado por un juez del Ecuador. Recuerdo el caso del multimillonario empresario chileno Andrónico Luksic, que tuvo que quedarse “preso” en Chile por cinco años por tener en su contra una orden de captura de un fiscal peruano por un supuesto tráfico de influencias. Y el de Pinochet preso en Londres por orden del juez Baltasar Garzón por la muerte de un español en Chile. Pero acá creen que con insultos al Ecuador van a impedir la aplicación de la justicia del vecino país.

El Sr. Santos tendrá que responder por el homicidio de 26 personas en territorio extranjero, así el Gobierno diga que estaba legitimado porque quienes allí se encontraban eran criminales de la guerrilla colombiana. Sí, eso es parcialmente cierto, pero estaban en territorio extranjero y no todos eran colombianos ni guerrilleros.

No existe ninguna diferencia entre asesinar a un grupo de personas en selvas extranjeras, o asesinar a un grupo de gringos junto a Reyes en pleno centro de New York.  ¿Acaso los gringos se hubieran quedados quietos?

Por más que desde Colombia se pretenda desconocer la decisión de la justicia ecuatoriana, lo cierto es que el Sr. Santos va a tener unos días muy, pero muy amargos, cuando caiga en cuenta que va a tener que vivir en Colombia como en una cárcel sin poder salir a ningún otro país, situación esta que seguramente lo va a volver loco, porque no hay manera de que uno se pueda aguantar todas las porquerías que pasan a diario, la mayoría por cuenta del Gobierno, sin que pueda salirse cada dos o tres meses, así sea para Ecuador, país ese que tanto desprecian los ciudadanos Uribe y Santos.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

Los peligros acechan

El fiscal general y el caso Prieto

Petro el subordinado

La dosis personal de…

La polarización del país