Colombia sigue en recuperación con pocos vientos de cola externos

Acabamos de publicar nuestros nuevos pronósticos sobre la economía del mundo y la nuestra que nos muestran un entorno global más negativo y una economía colombiana resiliente que sigue en su proceso de recuperación gradual.

A nivel global las tensiones comerciales, la incertidumbre política y una desaceleración de actividad explican ese entorno más negativo. Hemos bajado nuestras previsiones de crecimiento para 2020 de algunos de nuestros socios comerciales como Estados Unidos, la Eurozona y México, así como la de algunos de los grandes jugadores del mundo como China. También seguimos esperando un precio de petróleo a la baja el año entrante desde los promedios del Brent de US$64 por barril este año a US$57 el año entrante. Los bancos centrales de los países desarrollados seguirán manteniendo una política acomodaticia, pero con un margen de acción cada vez más limitado y con dudas crecientes sobre su efectividad.

En Colombia, el consumo privado seguirá siendo protagonista en el crecimiento el año entrante, pero de una manera menos dinámica que este año. Creemos en BBVA Research que el deterioro del mercado laboral les pone un techo a expansiones más dinámicas del consumo el próximo año. La inversión, por su parte, acelerará su dinamismo el año entrante impulsado por una recuperación relacionada con la vivienda, en la medida en que el mercado está volviendo a sus niveles de equilibrio con una oferta que se ha reducido más allá de la demanda y debería permitir una reducción de los inventarios y un inicio de nuevas obras. La inversión en maquinaria, equipo y en obras civiles seguirá creciendo bien y aportando también al crecimiento. Sin embargo, esta última se verá afectada por la usual desaceleración en las decisiones de inversión de los nuevos gobiernos locales y regionales. Con todo esto, el crecimiento del año entrante sería del 3 % anual, un dato que muestra que se sigue el proceso de recuperación gradual en un mundo más exigente y con pocos vientos de cola favorables para Colombia.

Esos vientos de cola nos permiten anticipar un débil comportamiento de las exportaciones por cuenta del menor crecimiento de los socios comerciales, los bajos precios de los productos básicos y nuestra poca capacidad de materializar masivamente la devaluación del tipo de cambio en mayores exportaciones. Acá está nuestra gran tarea de los próximos años.

*Economista jefe de BBVA en Colombia.

886510

2019-10-17T21:00:00-05:00

article

2019-10-17T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Juana Téllez *

Opinión

Colombia sigue en recuperación con pocos vientos de cola externos

67

2289

2356

 

¡Viva el paro!: pudimos, no pudieron

Sección: 
Opinión

Marchar, marchar y marchar

Uribe, la guerra y los niños

Un trino que merece ampliación

Al teatro lo que es del teatro