Por: Nicolás Rodríguez

Columbarios

La idea que tenía el alcalde de Bogotá para el enorme espacio que acompaña a los columbarios y a la obra Auras anónimas de Beatriz González era bastante sencilla. Si nos atenemos al render, que nunca miente, al Parque de la Reconciliación le iban a construir plazoleta, canchas sintéticas, canchas múltiples, canchas de tenis y juegos infantiles. Además de un gimnasio, que prácticamente colindaba con lo que queda de los columbarios.

Hasta ahí todo normal. El alcalde Peñalosa siendo Enrique. Pero ante la decisión del Consejo Nacional de Patrimonio, que en buena hora recomendó que se respete la vocación contemplativa de esa zona del cementerio, el alcalde la emprendió contra la autoridad encargada, contra la artista y en general los que la apoyan.

Destemplado y agresivo, con un lenguaje de lucha de clases bastante curioso, Peñalosa puso a circular en una tanda de trinos todo el andamiaje populista del que es capaz. Si no hay parque (por supuesto: su definición de parque), los niños (siempre por el lado de los niños) son los que se van a ver principalmente afectados. Las familias de Los Mártires serán destruidas; la comunidad, un imposible. Y a los jóvenes solo les queda la drogadicción.

Sobre el trabajo realizado por la artista, sugirió que es perfectamente insustancial. Con su ironía rabiosa dio a entender que estamos ante unos dibujitos endiosados. Ni porque fuese, pues, el Coliseo de Roma. En ese tono mantuvo la discusión. La obra, explicó varias veces como si se tratara de un argumento demoledor, es además efímera. Como si su naturaleza pasajera no hubiese sido, también y desde el principio, todo el punto de la intervención: que se haga algo por los columbarios, que se dignifique a los muertos que no tienen tumbas mientras su recuerdo desaparece. Que se haga memoria.

Pero no. Peñalosa no le encuentra mérito alguno a la idea. Mejor si vendemos el lote y hasta les meto 100, 120, 133 esculturas monumentales de Botero. Que para eso es el arte.

886659

2019-10-19T00:00:16-05:00

column

2019-10-19T00:15:01-05:00

[email protected]

none

Columbarios

11

2094

2105

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

El canciller de las Fuerzas Militares

Ellos

Cauca, lo malo y lo peor

Manchar la honra

Intocable