Por: Columnista invitado EE

'Providence'

Vade retro Alain Resnais, Luis Buñuel, John Waters, Larry Clark, Steven Spielberg, Michael Powell, Bernardo Bertolucci, Wim Wenders, Joseph Losey, Dziga Vertov, Spike Lee, Douglas Sirk, Woody Allen, Stanley Kubrick, Sam Peckinpah, son algunos finales en las entradas del diario de Álex Franco, el protagonista de Providence, del escritor español Juan Francisco Ferré y finalista del Premio Herralde de Novela en 2009.

Pero el libro no es sólo un diario, es la historia de Álex Franco, un cineasta que tras el fracaso de su segunda película en Cannes tiene conversaciones extrañas y encuentros furtivos con personajes muy poderosos que lo llevan a viajar a Estados Unidos a escribir el guión de una película llamada Providence. Álex dice que no puede ver una cámara sin pensar en el modo en que el mundo se organiza a su alrededor, pero no sabe que aunque la tenga en su poder y sea el director, “los que realmente mandan no aparecen en los créditos”. El problema está cuando él y el lector quieren saber qué es Providence.

Cine, literatura, sexo, drogas, conspiraciones, más cine y mucho más sexo. Providence asusta, está llena de niveles, sirve para jugar, frustrarse, pensar o no dormir y tal vez hasta para sentir un poco la paranoia de Álex Franco sin necesidad de consumir su Blue Moon, el polvito azul que siempre está al alcance de su mano o debajo de su puerta. Hay fragmentos del libro que parecen escritos por el protagonista de Una mente brillante, o quizás por el mismo John Forbes Nash. Por eso muchas veces me perdí en las miles de referencias, y concluí que debo encerrarme en mi casa a ver todas las películas que me faltan.

Por ahora respiro profundo pues al menos ya hice la lista, y para empezar disfruté viendo el cortometraje —no de Álex Franco, por supuesto— de un amigo, Ludwing Carreño C., un joven director colombiano que estrenó en estos días en Barcelona su Cocktail Paraíso, la historia de tres amigos en un bar que concluyen que “la felicidad está en donde está el corazón”. En internet se puede oír el Latido de su banda Aluna Ashaá.

Regresando al libro, pienso que Providence sería un excelente candidato a e-book, pero no un pdf plano y simple, sino uno lleno de hipervínculos, trailers, referencias, opiniones, imágenes, citas, hologramas y hasta clases de cine, según el nivel de conocimiento del lector. Al fin y al cabo Providence, aparte de ser el nombre de la obra de Ferré, es la capital de Rhode Island, el videojuego de la novela, el guión de la película dentro de la novela, una película de Alain Resnais (1977) y, por supuesto, es H.P. Lovecraft.

Álex Franco huye de sus fracasos sentimentales y profesionales, cruza las fronteras de su vida secreta; todos parecen saber quién es él y lo que hace, menos él mismo. Providence es una prueba. Vade retro ansiedad.

Juan Francisco Ferré, Editorial Anagrama.

 

* Isabel Cristina Arenas

374474

2012-09-12T21:23:42-05:00

column

2013-11-05T11:57:23-05:00

none

'Providence'

12

3020

3032

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado EE

Protestar desde lejos