Por: Carolina Botero Cabrera

Proteger libertad de expresión también en Internet

La semana pasada se reunieron en Costa Rica más de 300 delegados de gobiernos, entidades intergubernamentales, ONGs –entre ellos las colombianas Fundación Karisma y Fundación para la Libertad de Prensa- y profesionales que fueron convocados por Unesco para celebrar el día de la libertad de expresión.

La reunión se cerró con “la Declaración de San José” que hace un llamado a acciones concretas para proteger a periodistas y garantizar la libertad de expresión. Refiriéndose a la libertad de expresión, los firmantes afirmaron que debe extenderse a los nuevos medios de comunicación, que para su ejercicio se debe considerar como condición previa la universalidad de Internet (entendida como un Internet libre, abierto, accesible, basado en derechos y desarrollado en un entorno integrado por múltiples partes interesadas), y hace un llamado a los intermediarios de Internet a integrarla en sus actividades incluyendo los correspondientes estándares internacionales.

En la reunión se presentó también la Declaración Conjunta de los relatores de derechos humanos y libertad de expresión de ONU, OEA, OSCE y CADHP (las 4 organizaciones intergubernamentales de derechos humanos del mundo) sobre libertad de expresión y transición digital terrestre. Afirman los relatores que están preocupados porque“en numerosos países, las consideraciones comerciales y políticas han dominado los debates y la formulación de políticas sobre transición hacia la señal digital terrestre (desconexión o transición digital) en detrimento de los derechos humanos, especialmente aspectos relativos a la libertad de expresión, incluida la diversidad, y la protección de los derechos de espectadores y oyentes”. Recuerdan que los Estados deben respetar la libertad de expresión y la igualdad y diversidad de los medios, por tanto deben proveer recursos efectivos cuando se viola y por ello proponen pensar estratégicamente la transición digital en cada país manteniendo, cuando sea necesario, el entorno análogo.

Se trata de lecturas necesarias para formular política pública durante los años por venir. Adicionalmente demuestran cómo cada día somos más los “necios” que reconocemos la relación entre los desarrollos y regulaciones de lo digital con la libertad de expresión y otros derechos y, por tanto, reivindicamos la necesidad de considerar todos los derechos en contextos en donde tradicionalmente han primado consideraciones comerciales.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

Gobierno, ¡a cuidar las comunicaciones!

Primer round: super-SIC contra Facebook

¡Matamos la producción! Y acá no pasó nada