Publicidad
12 Aug 2022 - 5:00 a. m.

De AngloGold Ashanti sobre una entrevista

Tal y como lo hemos expresado en diversas oportunidades, por comunicaciones escritas y de manera personal, desde AngloGold Ashanti hemos estado siempre abiertos a resolver todas las inquietudes de la comunidad y de los periodistas, con el fin de que haya un entendimiento completo de los proyectos que lidera la compañía, en particular de Quebradona, el proyecto minero de cobre que queremos realizar en Jericó.

Estamos convencidos de la necesidad de una conversación nacional sobre minería con base en argumentos serios, objetivos y sobre todo veraces, entre otras razones porque entendemos la importancia de una comunicación transparente y honesta.

Desde AngloGold Ashanti buscamos permanentemente que se conozca nuestra versión del debate minero y podamos trabajar para enriquecer la discusión.

Por eso nos genera sorpresa que en los últimos meses se hayan publicado artículos con graves acusaciones e imprecisiones sobre el proyecto, sin que El Espectador hubiera consultado con nosotros.

En su momento, le enviamos una comunicación a Miguel Estupiñán, quien redactó la nota publicada el pasado 23 de febrero, bajo el título “Obispos, paramilitarismo y aborto”, donde se hacían afirmaciones imprecisas sobre la compañía.

En la carta enviada aclaramos que AngloGold Ashanti no tiene explotaciones minerales, pues sus proyectos se encuentran en fase de exploración; así mismo, que la compañía no tiene presencia ni desarrolla ningún tipo de actividad en los municipios mencionados en la nota (Dabeiba y Frontino), y finalmente, que somos una compañía que respeta las leyes nacionales e internacionales, entre ellas las relacionadas con derechos humanos, en todas sus operaciones.

El pasado 22 de junio, un nuevo artículo firmado por el mismo periodista, titulado “La AngloGold Ashanti entró mintiendo a Jericó”, cae en acusaciones que lejos están de la verdad. Entendemos que sean las declaraciones del entrevistado, el obispo de Jericó, Noel Londoño, pero lamentamos no haber sido consultados para dar claridad y contexto a sus respuestas.

En particular queremos precisar y clarificar lo siguiente:

Si algo ha caracterizado a AngloGold Ashanti ha sido su vocación por el diálogo permanente tanto con la comunidad, como con los distintos actores interesados por el proyecto Quebradona. La compañía ha socializado el proyecto de manera permanente y con más intensidad en los últimos dos años con las comunidades del área de influencia a través de la iniciativa de diálogo “Hablando se entiende la gente”, en la que participaron cerca de 3.000 personas. De hecho, una parte muy significativa de las inquietudes allí expuestas fueron resueltas en el estudio de impacto ambiental presentado ante la ANLA en 2020.

Tampoco es cierta la acusación sobre dineros pagados a las autoridades territoriales. AngloGold Ashanti es una compañía que se rige bajo los más altos estándares éticos y que cuenta con una estricta política corporativa al respecto. Diferentes son las alianzas público-privadas que hoy son conocidas abiertamente por las comunidades donde unimos esfuerzos para programas sociales de interés local.

La alta aceptación sobre el proyecto y sobre la compañía en la comunidad (superior al 60 %) se refleja en un estudio periódico que no realiza AngloGold Ashanti, sino que es desarrollado por una firma de amplia trayectoria y credibilidad como Brújula Minera y el Centro Nacional de Consultoría.

Reiteramos que en AngloGold Ashanti siempre estaremos dispuestos a responder y aclarar sobre nuestras actividades. El ejercicio periodístico debe continuar siendo riguroso, metódico e incluir todas las miradas.

Juan Camilo Quintero Medina. Director de Asuntos Corporativos, Entorno e Innovación.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com.

Síguenos en Google Noticias