Publicidad
6 Dec 2022 - 5:30 a. m.

Primeras damas

Macrolingotes

El cargo de primera dama no figura en la Constitución y solo en el gobierno de Carlos Lleras se le otorgó la función de presidir el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Pero ahora, cuando la señora del presidente Petro tiene tanto protagonismo, se ha comenzado a debatir lo que significa.

Para tratar el tema tenemos que remontarnos al presidente Rafael Núñez, quien mucho dio de qué hablar en su vida sentimental. Vinculado a Panamá desde muy joven, se casó con Dolores Gallego, pariente de un político de la región, José de Obaldía. El matrimonio fracasó y luego, a su regreso a Bogotá, tuvo una relación sentimental de más de 10 años con doña Gregoria de Haro, quien, por el cartagenero, dejó a su segundo marido, Walter Logan. Siendo Núñez secretario de Hacienda del general Mosquera, Germán Gutiérrez de Piñeres escribió: “No es doña Gregoria Haro / la que cuesta tan caro / al tesoro nacional; / es el aro de Gregoria, ciudadano general”.

Luego de viajar por Estados Unidos y Europa, con aro a bordo, regresó y sentó cabeza con Soledad Román, cartagenera, quien fue la primera dama cuando por cuatro veces Núñez ocupó la Presidencia, y tuvo mucho protagonismo. Los radicales —óigase bien, radicales— no la aceptaban por no haberse casado por la Iglesia católica. Núñez trató de modificar el Concordato para resolver su problema, pero la Santa Sede no cedió. Cuentan que en una ocasión, en el salón de recepciones de Palacio, estaba el presidente y entró doña Soledad del brazo de monseñor José Telésforo Paúl, arzobispo de Bogotá, escena que dio margen para que alguien comentara: “Están juntos el excelentísimo, el ilustrísimo y la grandísima”.

Solo después de la muerte de la panameña Dolores Gallego pudo casarse con doña Soledad y entonces sí probar la Kola Román.

Hoy tenemos una primera dama muy activa, tanto que hubo que cambiar las cortinas de Palacio para que la esposa del presidente no se dedicara Alcocer.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.