Complejidades nacionales

Noticias destacadas de Opinión

Las variadas violencias que ha tenido Colombia, así como su fragilidad nacional e institucional, se explican a partir de rasgos estructurales que muestran características geográficas y sociales relevantes, y procesos históricos destacados. Casi todos contrastan con buena parte de los países latinoamericanos. Enseguida, diez de tales rasgos estructurales.

1. El país cuenta con cinco grandes regiones —Caribe, Pacífica, Andina, Orinoquia y Amazonia— y muchas subregiones con innumerables fuentes hídricas que posibilitan su autonomía, configurando tal vez la mayor biodiversidad relativa del planeta con respecto al tamaño del territorio nacional.

2. Una notoria característica es la formación social regionalizada, aislada y dispersa, con poca población hasta mediados del siglo pasado. Pese a que el país limita al norte y al occidente con dos de los mayores océanos, tal formación social se conformó de manera mediterránea, con su eje en el centro montañoso del país.

3. La modernización capitalista de la sociedad fue relativamente tardía, carente de orientación estatal y permanente a partir de la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

4. El Estado ha sido débil en lo político y pequeño hasta los años 70 del siglo pasado. Aunque desde entonces creció en burocracia, presupuesto y estructura institucional, no ha logrado superar su debilidad política. De ahí que no controle legítimamente alrededor de la mitad del territorio nacional.

5. La sociedad civil fue débil hasta hace poco más de medio siglo, con escasas organizaciones y limitada capacidad de expresión pública. Tal característica se compaginó con la debilidad política del Estado. Tras el inicio de los procesos de paz con las guerrillas, aumentaron las organizaciones sociales, especialmente con financiación externa. Pero su vocería no corresponde a su crecimiento. Las más visibles han sido las empresariales, en contraste con las sindicales.

6. La concentración de la riqueza y el ingreso ha sido una constante, así como la consecuente polarización entre pobreza y riqueza. No ha habido cambios importantes aun durante las transformaciones sociales de las últimas seis décadas, como ha sido la expansión de la clase media.

7. La estabilidad macroeconómica fue una constante hasta mediados de los años 90 del siglo pasado, en contraste con la mayor parte de países latinoamericanos. Posteriormente, sus cambios no han sido abruptos.

8. La estabilidad institucional, electoral y de régimen político democrático representativo ha sido permanente, con pocas y cortas dictaduras propiciadas por el bipartidismo liberal-conservador para frenar violencias.

9. Un contraste destacado frente a la estabilidad macroeconómica e institucional ha sido la persistencia de violencias de diversa índole. Por eso, el sociólogo francés Daniel Pécaut tituló Orden y violencia su libro sobre Colombia más conocido.

10. Las escasas políticas que han buscado romper con la concentración del capital y el ingreso y con la tradicional acumulación de tierras y privilegios de terratenientes han fracasado.

Cada una de estas diez características —con sus complejidades históricas— puede desarrollarse como un ejercicio intelectual productivo.

Comparte en redes: