Por: Columnista invitado

Compliance y deporte

Por: Jorge Hernán Colmenares Riativa

En medio de la polémica desatada sobre posibles hechos de acoso sexual y laboral en el fútbol femenino y de las diferentes visitas administrativas que ha realizado Coldeportes a diferentes ligas deportivas de varios deportes, que han conllevado a exigir a las federaciones nacionales correspondientes la constitución de las denominadas Comisiones de Gobierno y Transparencia para velar por acciones de mejora ante los  hallazgos jurídicos, contables y financieros detectados, considero que es necesario en el deporte asociado colombiano asuma la implementación de programas de cumplimiento.

El compliance cuyo origen se remonta al sistema financiero anglosajón, plantea asumir al interior de las organizaciones  un modelo administrativo  y gestión con el objeto de mejorar la calidad ética de las mismas, así como evitar en la practica la comisión de infracciones e irregularidades de todo tipo, en aspectos tan disimiles como la prevención de riesgos laborales, la protección de datos, contener la realización de conductas de lavado de activos y financiación del terrorismo, impedir fenómenos de corrupción en general, entre otros.

Ahora, desde luego que la implementación de los programas de cumplimiento no tendrá ninguna efectividad practica y serán letra muerta, si no van acompañados, por una parte, de procedimientos internos y normas de prevención y control que aseguren su efectivo desarrollo material, que desde luego deben surgir y ser acompañados por los órganos de administración, y por otra, de unos eficientes canales de denuncia que se implementen y de un eficiente ejercicio de control por parte del oficial de cumplimiento designado al efecto.

Estas políticas, no me cabe la menor duda, mejorarán la imagen general del deporte brindando seguridad jurídica de cumplimiento legal y estatutario a los afiliados o accionistas, administradores, patrocinadores, trabajadores, proveedores, al mismo Estado y en general, a todos los actores que de una u otra manera gravitan en torno al mismo.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Un Plan Nacional de Desarrollo sin Paz

El poder de la palabra y la paz

Contra la debacle

La Guajira azul

Las consecuencias de objetar la JEP