"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 5 horas
Por: Fernando Galindo G.

Complot contra la ley estatutaria de salud

Con el proyecto del Plan Nacional de Desarrollo, PND, el ministro Gaviria, en cuerpo ajeno de don Simón Gaviria, pretende profundizar el modelo de aseguramiento privado, la intermediación financiera y el lucro de los operadores privados, así como ofrecer a los agentes del sistema incentivos en dinero para mejorar la calidad de la atención, mientras a los ciudadanos se los condena a que las EPS les extraigan rentas de su peculio, para el pago de los servicios a que tienen derecho.

Es decir: el PND fortalece el negocio de la salud, violando abiertamente el contenido de la Ley Estatutaria de Salud y el de la Sentencia C-313 de la Corte Constitucional, que la moduló. No es de sorprenderse que así haya ocurrido, pues el joven Simón nos tiene acostumbrados a su levedad en el juicio sobre los documentos trascendentales que implican su responsabilidad.

La Gran Junta Médica, germen intelectual de la Ley Estatutaria de Salud, convocó al foro “Ley Estatutaria de Salud y Plan Nacional de Desarrollo”, con la participación de connotados expositores que se ocuparon de la relación entre los dos títulos.

El doctor Carlos Alberto Torres R., magistrado auxiliar de la Corte Constitucional definió el contexto temático del foro, al describir las bondades generales de la Ley Estatutaria de Salud anticipando que está “blindada” para no ser alterada. Advirtió que, para cambiarla, “se requiere de otra Ley Estatutaria de mayor complejidad”. Fue enfático al afirmar que esta Ley es “el marco supremo de orientación para la salud y la de mayor jerarquía normativa, siendo prevalente al lado de otras leyes que se han ocupado del sistema de salud”. Ante esta Ley, los poderes del Estado no tienen alternativa diferente a “acatarla”, con todas las implicaciones del ordenamiento jurídico colombiano. Pareciera que los Gaviria, ministro y director, no lo entienden así, pues con el PND urden el complot contra la Ley Estatutaria.

En el foro aludido, el componente de la salud en el PND lo analizó, el doctor Luis Alberto Martínez, director de la Asociación de Empresas Sociales del Estado de Antioquia, AESA. Describió los artículos, del 61 al 72, que aluden a la salud, referenciando las violaciones del articulado, no solo y de manera específica a la Ley Estatutaria, sino las repetidas contradicciones con el contenido de la Sentencia C-313.

Concluyó que en el PND se fortalece la intermediación financiera de las EPS, con medidas cautelares y de privatización; se profundiza el modelo de la rentabilidad-negocio; se trasladan recursos de saneamiento financiero para la liquidación y privatización de hospitales públicos; se abandona la posibilidad de implementar un modelo de atención integral, porque la prevención no es facturable por las EPS; se debilita la participación social, acabando con el defensor del usuario; no se avanza en fortalecer las capacidades de la autoridad sanitaria territorial y se centralizan los recursos de la salud.

El PND desconoce la Ley Estatuaria en Salud y desafía el ordenamiento jurídico colombiano. Corresponde ahora a las plenarias de Senado y Cámara corregir la ligereza de las Comisiones 3ra. y 4ta, que cayeron en la trampa de tragarse el sapo que proponen los Gaviria, en contra de la salud de los colombianos.

Parche. Una demanda interpuesta en la C.C., por Franky Urrego, por la sanción extemporánea de Santos a la Ley Estatutaria, la devuelve al presidente del Congreso para suplir el incumplimiento de Santos. Se alecciona al mandatario que todos los presidentes, sean quienes sean, están obligados a surtir el protocolo estipulado en la Constitución Política.

Buscar columnista