En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 2 horas
Por: Mario Morales
El país de las maravillas

Con fe de carboneros

Aquí nos es posible creer en los ciclos, pensar que el comienzo de otro año traerá cosas distintas o que los augurios y los parabienes surtirán efecto en una nueva vuelta al sol.

La guerra que se vuelve a enseñorear allí donde el vocabulario no ha llegado a la palabra Estado; la tragedia recurrente por obras públicas deficientes donde, como decían los abuelos, “los paganos” son los desvalidos, en carne propia y más tarde en su propio bolsillo, y la vocinglería insulsa de los politiqueros de siempre que quieren revivir, tergiversándolo, el mito de Rómulo y Remo para amamantarse de lo público hacen pensar que el que pasó fue, en estos ámbitos, un año en vano.

Es como si el período entre los aguinaldos y el plan retorno no hubiera existido y la solución de continuidad de los días y los meses estuviera marcada con los ritmos de la violencia, la delincuencia y la tragedia. La estulticia y la miseria humana no dan tregua.

Escuchar a Trump, Maduro o Uribe; ver caer ese puente en la eternamente construida y trágica vía a Villavicencio, y escuchar las campanas de guerra por la insensibilidad y miopía del Eln y la pusilanimidad del Gobierno menoscaban el natural optimismo de la época, minan cualquier propósito y evidencian la futilidad de las cábalas. A menos que aceptemos que este es el año del perro, como dice el horóscopo chino, que comienza en un mes y que prevé que no habrá éxito para los movimientos sociales, las revoluciones o las tareas colectivas de gran envergadura, y solo fluirá el esfuerzo personal.

Quedan, pues, los pronósticos reeditados, corregidos y disminuidos mes a mes por los economistas; las promesas de cambio de quienes no son capaces de modificar ni un discurso, y la fe de carbonero de cada colombiano que hace posible milagros que van más allá de la sencilla supervivencia e incluso le apuntan a superar ese segundo lugar de 2017, entre los países más felices del planeta… Genio y figura.

www.mariomorales.info y @marioemorales

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Diez razones, 100 días

Esos oscuros intereses

Somos mayoría

No los toman en serio

Constructores de ruinas