Por: Daniel Mera Villamizar

“Conejazo” a universidades públicas y prioridad en educación

 Para un diálogo honesto con la movilización universitaria por más recursos y contra Ser Pilo Paga.

 

El rector de la Universidad Pedagógica Nacional, Adolfo León Atehortúa, resumió en seis puntos los motivos de las marchas universitarias del pasado 4 de octubre. Dos puntos parecen básicamente indiscutibles  y cuatro ameritan una franca discusión.

El Gobierno sí les está haciendo conejo a las universidades públicas con los recursos específicos del antiguo Impuesto sobre la Renta para la Equidad, CREE, hoy Impuesto sobre la Renta y Complementarios de las personas jurídicas, quitándoles una parte sustancial para financiar Ser Pilo Paga, SPP, en 2016, 2017 y todo indica que 2018.

El presidente Santos dirá que no está incumpliendo la letra de la ley, pero sí el espíritu, que era un alivio financiero para las instituciones de educación superior, IES, públicas. El ministro de Hacienda dirá que leamos bien la ley vigente, la sutileza del “y/o”. Lo cierto es que bajo la intención de la Ley 1607 de 2012, el Gobierno les birló $164.000 millones en 2016 y $240.000 millones en 2017 para trasladarlos a SPP, cálculos hechos con las cifras y los supuestos de la carta del SUE a la ministra.

Emulando la leyenda del zar ruso Iván el Terrible, que mató a un hijo de un bastonazo, el presidente intenta matar Ser Pilo Paga con un conejazo (o “robo”). No había mejor manera de fortalecer la movilización y la opinión contra SPP que esa.  

Asumamos que también tienen razón en la demanda de implementar la destinación del  “40% de medio punto de IVA Social y los excedentes cooperativos” para las IES públicas. Dañan el diálogo con el subsector ese tipo de decisiones de Hacienda. Pero de ahí a que igual razón les asista en las demás posiciones hay un gran trecho.

Es necesario recordarles a nuestros líderes de las IES estatales que i) la prioridad de inversión pública de la sociedad debe estar en la educación inicial y preescolar, no en la superior, y ii) que efectivamente estamos en época de vacas flacas, después de no invertir bien ni ahorrar parte de la bonanza de ingresos por los altos precios del petróleo.

Como el Estado no tiene la capacidad fiscal de satisfacer todas las demandas (punto 4, “oponiéndose a todo recorte”), debemos priorizar. Las decisiones de política pública en educación superior no pueden olvidar la prioridad de la sociedad en educación. “No conceder aval a proyectos de ley como la Financiación Contingente al Ingreso” (punto 5), ¿es acaso negarse a discutir a fondo fórmulas financieras para la educación superior, sabiendo que “la inversión pública en educación preprimaria es baja” (OCDE) y que en la media nos falta bastante?

Parecen altas algunas tarifas marginales de la contribución que prevé el proyecto de ley para los ingresos de graduados, y en general es un cambio que un gobierno sin liderazgo e interlocución no debería intentar pasar, pero sin duda el ejercicio de socialización conjunto del proyecto que han realizado el Icetex y varios congresistas es valioso. Útil. 

La contribución contingente al ingreso de los egresados de la educación superior pública (un porcentaje razonable y variable de los ingresos salariales por un determinado tiempo) es una política de financiación, equidad y solidaridad que debemos discutir como sociedad en el marco de un acuerdo de responsabilidad entre generaciones.

Tratándose de dialogar honestamente, hay que decir que recursos adicionales significativos para las IES públicas sin una reforma de la Ley 30 de 1992 para acordar indicadores, entre otras cosas, es un asunto muy difícil de procesar en cualquier gobierno, a menos que sea populista.

Y a propósito, señor rector Adolfo, necesitamos mejorar el debate sobre Ser Pilo Paga, con la ayuda inestimable de Julián de Zubiría, introduciendo variables como calidad y movilidad social, haciendo honor a los datos, tomándose en serio los argumentos adversos y lidiando con la sociedad y el sistema de educación superior “realmente existentes”. Aunque tal vez el conejazo les termine de hacer la tarea.   

@DanielMeraV

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Daniel Mera Villamizar

Lo que está en juego con el paro universitario