Por: Felipe Zuleta Lleras

Confusión y caos

Nuevamente aparece en los medios Piedad, esta vez con otro discurso incendiario, como la caracterizan.

Discurso del pasado 28 de junio frente a unos campesinos, a quienes instiga para que se tomen un cerro que custodia el Ejército. Que la tierra es de los indígenas, que las multinacionales como Pacific Rubiales y sus filiales periodísticas explotan a los trabajadores, que las minorías son desplazadas, que los paramilitares desplazan y asesinan.

Sin embargo, resulta censurable que no se refiera a las Farc —como un cartel de narcos— y, peor, que acuse a las FF. MM. y a la Policía de sembrar minas quiebrapatas.

Piedad, sin lugar a dudas, suele poner el dedo en la llaga y escandaliza tanto a los de extrema derecha, como al establecimiento. Así suene irónico, Córdoba está hoy mucho más cerca del gobierno que antes. Ella ha sido defensora de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. Por eso resulta un disparate que el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, la ataque como lo hizo en el Congreso. Entiendo y comparto que ella se despistó al pedir la renuncia del presidente Santos, pues eso es precisamente estar del lado del expresidente Uribe y su constituyente.

Las declaraciones de Piedad son el reflejo de la locura colectiva, en donde nadie sabe qué es realmente lo que pasa con las fuerzas al margen de ley, y aun con las “legales”, pues cuando uno ve que Piedad y Uribe coinciden, no deja de sorprenderse. Así como Uribe y el primo de Pablo piden revocatoria del Congreso y constituyente, Piedad hace lo mismo, olvidando que esas decisiones al único que favorecen es al recién creado fascista movimiento Puro Centro. ¡Sí, puro como lo exigía Hitler en su doctrina criminal!

¿Acaso hay alguna diferencia entre pedir la renuncia del presidente y pedirles a unos criminales que se vuelen del país, dizque porque la justicia no funciona? Y cuando las decisiones favorecen a personajes como Luis Carlos Restrepo, entonces Uribe sí defiende a la juez locata que le dio la libertad.

Es tal el caos, que un primo de Escobar escribe en El Tiempo, una cuestionada multinacional como Pacific se hace presente en un acto en contra del gobierno Santos, a su vez compran medios de comunicación como Cable Noticias (la que divulgó el video de Piedad). Pregunto si los dueños del negocio dejarían transmitir, por ejemplo, una arenga de Uribe instando a la rebelión en contra de las multinacionales petroleras.

¿Acaso no es igual de subversivo haberse hecho elegir alcalde de Bogotá con la plata de los Nule? El procurador tiene la palabra, pues no puede ser diligente frente a Córdoba y complaciente con Petro. Bogotá espera que lo destituya, lo que en su honestidad no dudo.

Notícula Peligroso que un grupo de malandrines se tome la Junta de la Cámara de Comercio poniendo a votar a sus testaferros disfrazados de comerciantes. Y el súper de Industria de agache, pudiendo anular las inscripciones de estos tenebrosos calanchines.

@FZuletalleras.

 

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

La educación como prioridad nacional

Carlos Mattos y sus andanzas

No se meta con la loca

Estudien, vagos

La legalización de la marihuana