Por: Tola y Maruja

Contestan Tola y Maruja

Respetadas analistas,

Soy una mujer de cinco en conducta y estoy escandalizada por las noticias que se nos juntaron últimamente: adopción por parejas homosexuales y legalización de la marihuana medicinal y del aborto. ¿Ustedes qué opinan? ¿Les parece bien que una pareja de gais pueda adoptar un marihuanero que se salvó del aborto?

Atentamente,
Biata Morales

* * *

Querida mojigata, 

Por su letra vemos que estudió con monjas. El tema del aborto es tan embarazoso que nosotras le sacamos el cuerpo, pero como tenemos nietas nos parece bueno hablarlo.

La verdá verdá es que ya somos muchos en este mundo. Usté dirá que la Biblia ordena creced y multiplicaos, y que no aclara multiplicaos por cuánto.

Los que prohíben el aborto alegan que desde la fecundación hay vida, pero nosotras pensamos que uno metido en un útero, sin papá, sin que la dueña te quiera...eso no es vida.

A los que piden penalizar el aborto les preguntamos: ¿quieren más castigo físico que el mismo aborto? ¡Qué más cárcel que la conciencia, por Dios!

En nuestra vida ya larga nunca hemos sabido de una mujer que llegue el lunes al trabajo: Amiguis, adivinen, ¡aborté!, qué esperiencia tan superbonita...No se la pierdan.

No señores, a ninguna mujer le gusta abortar. Punto. La que diga que le fascina es masoquista, y el masoquismo no da cárcel.

Sobre la adoción de niños por parejas gueyes, nosotras, como buenas católicas, apoyamos eso: todos ellos se merecen tener hijos, pa que chupen...

Pero Tola y yo no estamos es con que dos mujeres elegebetesas, gueysas, puedan adotar un muchachito: ¡Eh, pobre criatura aguantarse la cantaleta de dos mamáes!

Ya quisiera uno vivir con dos papáes voltiaos: las matas divinas, las medias organizadas por gama de colores, música brillante, helado en la nevera...

Y creemos que lo que sigue es aprobar el matrimonio gay porque no podemos someter a los niños a que tengan dos papaés y pa acabar de ajustar ¡arrejuntaos!

Mejor dicho, como dice nuestro sobrino Camilo: “Todas las parejas estables somos parejas del mismo sexo: el mismo sexo el lunes, el mismo sexo el martes...”.

La legalización del uso medecinal de la maracachafa nos parece muy bien siempre y cuando el enfermo no aproveche y se divierta. Pero la marimba recreativa sí debe seguir prohibida, pa que no pierda la gracia.

Ya nos imaginamos a la mamá con los brazos en jarra preguntándoles a los hijos: ¿Quién se le fumó los remedios al abuelo?

Tola y yo nunca jamás usaremos la mona como medicamento y mucho menos si ya estamos boquiando: Uy, qué pena uno llegar al cielo todo trabao y que San Pedro le diga: Sópleme un ojo.

Tus tías que te quieren,

Tola y Maruja

* * *

Posdata: Lo bueno del uso medecinal de la maracachafa es que si la suministran las EPS no la volveremos a güeler.

Payola: ¿Y por qué no hacer la despedida de año en la casa de Tola y Maruja? Cel: 3016475475

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja