Por: Uriel Ortiz Soto

Controversia jurídica por Ministro Delegatario

Controversia jurídica ha despertado el fallo proferido por la Sección Quinta del Honorable Consejo de Estado, al manifestar que "el Ministro Delegatario, con funciones presidenciales, debe ser de la misma filiación política del Presidente de la República".

No obstante que el Artículo 196 de la Constitución Política, así lo expresa en su parte final, cuando dice textualmente: “El “Ministro Delegatario, pertenecerá al mismo partido o movimiento político del Presidente de la República”. Mi pregunta: con el fallo, muy respetable desde todo punto de vista, pero, discutible, teniendo en cuenta el axioma de: “La costumbre hace Ley” ¿no se estará abriendo una brecha para que los altos funcionarios del Gobierno, al servicio de la Administración Pública, entren a tomar partido a favor del candidato de sus preferencias?

Como destacados constitucionalistas se han pronunciado en pro y en contra de esta providencia, valdría la pena que el Honorable Consejo de Estado, le diera mayor claridad, puesto que tal decisión se encuentra anclada en medio de dos Artículos de la Carta Magna (188 y 196) que por donde se les mire tienen su parte razonable, pero se contraponen en la esencia misma de la legalidad Constitucional por la siguientes razones:

1º- Rompe la Unidad Nacional, tal decisión viola el Artículo 188. Puesto que expresa muy claramente, que, cuando el Señor Presidente de la República y sus Ministros,  asumen sus funciones, no lo hacen a nombre de partido o movimiento político alguno, de aceptarlo, se estaría violando el principio de Unidad Nacional y el ejercicio del poder para  sus gobernados. Poner en práctica tal decisión, sería enarbolar las banderas políticas en las entrañas del Gobierno y aceptar que tanto Presidente, como Ministros, pueden tomar partido a favor del candidato de sus preferencias, lo que provocaría el caos y la anarquía en la Administración Pública. Así La procuraduría, ya no tendría jurisdicción sobre esta materia, es decir, para investigar la conducta de los funcionarios que estando en pleno ejercicio de sus cargos participan en actividades proselitistas.

2º- En los últimos Gobiernos, el titular del Ministerio de Interior y de Justicia, es el que siempre ha asumido en calidad de Ministro Delegatario con Funciones Presidenciales, se ha designado por nominación jerárquica establecida en la Constitución Política.

3º- La Costumbre hace Ley: la figura de Ministro Delegatario con Funciones Presidenciales, ha venido operando mediante actos administrativos expedidos por el Presidente Titular, antes de ausentarse de País, donde se señala expresamente cuales son los actos de gobierno y las decisiones que debe tomar, con el fin de evitar el desbordamiento de funciones o de pronto el abuso de poder.

De las anteriores aseveraciones se concluye: que si bien el Artículos 196 de la Constitución así lo ordena, también el Artículo 188 que habla de la Unidad Nacional, se contradicen. En consecuencia, valdría la pena que EL Honorable Consejo de Estado, se pronunciara, si prefiere que con su reciente decisión se rompa la Unidad Nacional y la armonía de la Administración Pública, que ha sido enarbolada como bandera por los últimos Gobiernos, o sostener lo que desde hace varias décadas ha venido sucediendo en materia de legación al Ministro Delegatario, que en concepto de la mayoría de los Colombianos, ha sido una figura bien aplicada y en ningún caso se ha abusado de ella.

Claro está, que en materia de Constitucionalidad y Jurisprudencia, las cosas deben quedar  claras con el fin de evitar que los Actos Administrativos originados del Ministro Delegatario con funciones Presidenciales, sean demandados, como  se pretende hacer con los expedidos en los últimos años. Considero que el Honorable Consejo de Estado, debe analizar lo que en sentido y sana lógica debe ser un fallo de Conveniencia Nacional. Valdría la pena, se sometieran a revisión los dos artículos antes mencionados, con el fin de establecer la legalidad de Constitucionalidad y obtener mayor claridad sobre tan importante asunto.

[email protected]

[email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Uriel Ortiz Soto

¡Martirologio infantil en Colombia!

¡Principios y valores antes que represión!

¡Elefantes blancos y obras inconclusas!